TEGUCIGALPA, HONDURAS. Dos veces se ha presentado la moción para la revisión del contrato con la Concesionaria Vial de Honduras (COVI-Honduras), en el Congreso Nacional.

Esta iniciativa la presentó por primera vez el jueves 12 de abril de 2018, el diputado del Partido Libertad y Refundación Juan Ramón Flores Buezo. Posteriormente fue presentada nuevamente por el diputado liberal Yuri Sabas. Pero ambas están propuestas, como dicen popularmente «durmiendo el sueño de los justos». Es de mencionar que la última vez y la sesión fue suspendida sin dar respuesta a la misma.

Sin medir el impacto negativo social-económico, el incremento del peaje es un acto de robo descarado, bajo una justificación «técnica» de la «fórmula» en el contrato de concesión que permite cada año el alza a la tarifa, dicen los expertos.

En 2017 COVI recaudo 550 millones 

La Concesionaria Vial (COVI) recaudó en 2017 más de 550 millones de lempiras gracias a los incrementos aplicados al peaje en 2016. Asimismo, en 2017 se hizo un ajuste a la tarifa que aumentó entre dos y 18 lempiras.

Para este año el jugoso negocio le dejará a COVI al menos el doble o más de la cantidad antes mencionada. Lo anterior, considerando el aumento del parque vehicular en la zona norte del país y la gran cantidad de vehículos que por allí transitan.

En un viaje de Tegucigalpa a Cortés, ida y vuelta, un conductor de vehículo pesado pagará sólo en peaje 1,560 lempiras. Esto, con el incremento que va desde un lempira para los vehículos livianos, hasta 13 lempiras para los automotores de seis ejes.

Muchos conductores afectados se quejaron argumentando que el aumento les cayó de golpe sin ser anunciado previamente, ignorando que este es un aumento que se aplicará año con año por 20 años. Así lo establece el contrato que de forma irresponsable firmaron en su momento las autoridades de la Comisión para la Alianza Publico Privada (COALIANZA) y de la Secretaría de Infraestructura y Servicios Públicos.

El aumento tal como lo establece el contrato, se hizo efectivo desde este martes 15 de enero. El cobro se efectúa en las tres casetas de peaje ubicadas en Zambrano, Siguatepeque y Santa Cruz de Yojoa.

Recaudo por cobro de peaje (Informe 2017 de la SAPP)

Sobre el contrato

El contrato establece que la tarifa debe ser reajustada en forma ordinaria a partir del 15 de enero de cada año, tomando como base el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del Departamento de Estadísticas de Estados Unidos y del Banco Central de Honduras.

El año anterior la aplicación del aumento se había atrasado dos meses y medio, ante el temor del Gobierno a una reacción del pueblo luego de la crisis post electoral. Pero este año lo aplicaron, según lo establecido.

El hecho que la Concesionaria Vial de Honduras (COVI-Honduras) recibió la carretera CA-5 en perfecto estado, no deja de causar malestar en los pobladores, quienes alegan que se están lucrando sin invertir un sólo dólar en la obra tras la ampliación y mejoras financiadas con dineros de la Cuenta del Milenio.

Hasta el momento la superintendencia de Alianza Público Privada (SAPP) no ha oficializado de cuánto es el incremento, sin embargo, en la Concesionaria Vial de Honduras (COVI) a todos les están cobrando entre L 1.00 y L 13.00 más por eje.

Nuevas tarifas:

Vehículos livianos: L 22.00 (Antes pagaban L 21.00) 4.55 por ciento más.

Dos ejes: L 87.00 (Antes L 82.00) 6.1 por ciento más.

Tres ejes: L 130.00 (Antes L 123.00) 5.7 por ciento más.

Cuatro ejes: L 173.00 (Antes L165.00) 4.8 por ciento más.

Cinco ejes: L 216.00 (Antes L 206.00) 4.9 por ciento más.

Seis ejes: L 260.00 (Antes L 247.00) 5.3 por ciento más.

Tarifas de peaje vigentes desde el 15 de enero

Pago de peaje fue concesionado por 20 años prorrogables

Este contrato se firmó por un total de 20 años prorrogables, en los cuales COVI será el encargado de dar mantenimiento a la carretera CA-5, vía que conduce hacia el norte de Honduras y del cobro del peaje, en la misma como fuente prepaga.

De los 20 años de concesión han trascurrido cuatro años y seis meses. Sumado a esto, el contrato de concesión establece que la tarifa se debe reajustar en forma ordinaria a partir del 15 de enero de cada año. Pese a que la moneda en curso en Honduras es el lempira, el contrato de la concesión se estableció en dólares.

El aumento establecido en abril de 2018 representaba hasta 25 mil lempiras mensuales extras para cada uno de los conductores que transitan por las casetas. Así también, representa la misma cantidad de ganancias para COVI por cada conductor.

Por su parte, el representante de Superintendencia de la Comisión para la Promoción de la Alianza Público-Privada (COALIANZA), David Ignacio Williams, argumenta que este incremento es para dar mantenimiento permanente a las carreteras. Además, explicó que la revisión de las tarifas se hace con base al índice de inflación y otros detalles de la fórmula establecida en el contrato.