Tegucigalpa, Honduras. La Concesionaria Vial (COVI) recaudó  mas de 550 millones de lempiras  gracias a los incrementos aplicados al peaje.

De Tegucigalpa a Cortés conductores pagarán  1,236 lempiras de peaje. Esto con el incremento que va desde dos lempiras para los vehículos livianos hasta 18 lempiras para los automotores de seis ejes.

Tabla de la tarifa de peaje será la siguiente forma:

El aumento fue anunciado por el secretario de la Secretaría de Infraestructura y Servicios Públicos, Roberto Pineda.

Pineda escudó el aumento a la tarifa de peaje  en el contrato de concesión. “Eso está establecido en el contrato y hay que aplicarlo en cualquier momento”, justificó.

Asimismo, explicó que dicho cobro deberá ser asumido por los ciudadanos, de lo contrario lo tendría que pagar el gobierno.

Cabe señalar que el último incremento a esta tarifa se dió en enero del 2016. El mismo fue de dos lempiras.

En ese sentido en el año 2017 se recaudaron 550,692,602.52 lempiras en las casetas de la estación de Zambrano, Yojoa y Siguatepeque.

Según, el representante de Superintendencia de la Comisión para la Promoción de la Alianza Público-Privada (COALIANZA), David Ignacio Williams, este incremento es para dar mantenimiento permanente a las carreteras. Además, explicó que la revisión de las tarifas se hace en base al índice de inflación y otros detalles de la fórmula establecida en el contrato.

Inversión

“Se han invertido más de 120 mil dólares  en la carretera CA-5 del Norte. El Gobierno no pudo invertir esa cantidad en quel momento. Hoy tenemos una carretera de cuatro carriles, terminada casi al 100 por ciento con un nivel de operación y satisfacción para los usuarios”, expresó Williams.

Por su parte, Williams agregó que en esta etapa el 100 por ciento del recaudo se está yendo íntegro para el gobierno.

Mientras que el gerente de concesiones de COVI para toda América Latina, David Palma señaló. “En esta concesionaria hay capital ecuatoriano y Peruano. No hay capital hondureño. La empresa es 100 por ciento  perteneciente al grupo Hidalgo de Ecuador. Tampoco en las más altas esferas de autoridad no hay personal hondureño”, puntualizó.

Lo anterior pese a que el 95 por ciento de la mano de obra de la empresa si son hondureños. Además por cada galón de combustible los hondureños pagan un porcentaje para el mantenimiento de las carreteras de todo el país.

El pago del peaje fue concesionado por 20 años de los cuales han pasado solo cuatro. Sumado a esto el contrato de concesión establece que la tarifa será reajustada en forma ordinaria a partir del 15 de enero de cada año. Tomando como base el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del Departamento de Estadísticas de Estados Unidos y del Banco Central de Honduras. Por lo que se espera que la tarifa se siga incrementando.

Pese a que la moneda en curso en Honduras es el lempira, el contrato de la concesión se estableció en dólares.

Nota relacionada: Como “asalto a mano armada” califican aumento a la tarifa de peaje

Antecedente

En marzo de 2012, COALIANZA, adjudicó la concesión, a través del proceso de licitación pública internacional, al Consorcio Vial Latinoamericano, conformado por la empresa ecuatoriana Hidalgo e Hidalgo S.A. y la compañía peruana CASA Contratistas S.A.

El Consorcio lo constituyeron como CONCESIONARIA VIAL HONDURAS S.A. de C.V., que es la persona jurídica encargada de la administración del Contrato de Concesión.

El cobro entró en vigencia el 26 de junio de 2014. Comenzó en el kilómetro 37 en la comunidad de Zambrano, Francisco Morazán y luego en Yojoa.

Posteriormente se establecieron casetas en el sector de Siguatepeque, Comayagua, en el municipio de San Manuel, en el departamento de Cortés y otras a la altura de Campín, en la carretera que dé El Progreso conduce hacia la ciudad de San Pedro Sula.

La concesión fue  otorgada por 20 años prorrogables. En ese tiempo COVI supuestamente, invertirá más de $100 millones en obras.

Sobre el contrato

El contrato establece que la tarifa debe ser reajustada en forma ordinaria a partir del 15 de enero de cada año. Tomando como base el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del Departamento de Estadísticas de Estados Unidos y del Banco Central de Honduras.

En ese sentido, este año la aplicación del aumento se había atrasado dos meses y medio, ante el temor del gobierno sobre la reacción del pueblo luego de la crisis post electoral.

La concesión estuvo rodeada de polémica porque la empresa COVI recibió la carretera CA-5 en perfecto estado. Esto sin invertir un solo dólar en la obra, tras la ampliación y mejoras financiadas con dineros de la Cuenta del Milenio.