Corredor Turístico, favoritismo y despilfarro ¿Quiénes pagarán por ese fracaso?

872
Proyecto corredor turístico fue consecionado por 30 años

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Ejecutivos de la Comisión para la Promoción de la Alianza Público-Privada (COALIANZA), son los responsables del fracaso del proyecto Corredor Turístico, donde el Estado hondureño podría pagar por multas y pérdidas  más de 150 millones de dólares, unos 3 mil 700 millones de lempiras.

Lo anterior lo dio a conocer el director de la Asociación para Sociedad más Justa (ASJ), Carlos Hernández. Éste representante, además, ha pedido en reiteradas ocasiones a la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH y al Ministerio Público (MP), proceder de inmediato contra ejecutivos de Coalianza.

En ese mismo sentido, el Congreso Nacional, en la última sesión del período Legislativo 2018, canceló el contrato del proyecto Corredor Turístico, el Decreto PCM-048-2012. El Corredor Turístico comprende la rehabilitación de los tramos La Barca -EL Progreso, San Pedro Sula – El Progreso, El Progreso – Tela y Tela – La Ceiba, el cual quedó inconcluso y en abandono, por diferentes causas.

Es de señalar que esta situación ya había sido denunciada por la ASJ en días pasados.

Sobre el proyecto

El Gobierno hondureño a través de la secretaría de Infraestructura y Servicios Públicas (INSEP) adjudicó el proyecto el 7 de diciembre de 2012 a la concesionaria Autopistas del Atlántico S.A DE C.V (ADASA), por un plazo de 30 años. La ejecución de la obra sería en 51 meses y con un monto de inversión por 268, 860,109 millones de dólares, considerando que las obras estarían concluidas en el 2015 y/o 2017.

El proyecto Corredor Turístico, tenía como propósito reducir los tiempos de viaje hacia la zona norte del país

La ASJ denunció que en la concesión otorgada por COALIANZA, hubo “favoritismo” para la empresa. Además, no se realizaron los estudios adecuados previos a la adjudicación.

Las obras serían pagadas con el cobro de peaje por las carreteras que cubren dicho “Corredor Turístico”, publicitado como un “mega proyecto para bien del desarrollo del país”.

 Las obras como puentes y ampliaciones quedaron abandonadas por la empresa, que demandó al Estado al margen de los informes de las empresas supervisoras y de la misma Coalianza.

Se cometieron varias irregularidades

Asimismo, el representante de la ASJ reiteró que se cometieron varias irregularidades.

El representante de la ASJ, señaló que “obviamente se hizo una negociación de mutuo acuerdo con la empresa. Ya lo habíamos denunciado nosotros, eso pueden ser más de 150 millones de dólares o más. Pero también se va ir quizás a un arbitraje. Dicho arbitraje en una Corte fuera del país pueda ser que éste valor suba, ojalá que no”.

“Pero lo que sí está claro y nosotros lo señalamos en nuestro informe y anímanos al pueblo a que lo lea de nuevo, es que se cometieron varias irregularidades. Particularmente yo creo que por lo menos mientras la MACCIH o mientras el MP actúen respecto a esto, debería de haber sanciones administrativas”, señaló.

 Hernández advirtió que al referirse a este tema podría meterse en problemas; “los responsables de eso deben pagar. En hora buena que el Congreso lo hizo (canceló). Había que terminar ese contrato porque evidentemente fue un contrato que se gestionó de manera inadecuada”.

“Ahora la pregunta es”, prosiguió,  ¿Quién va pagar por ese error? Llamémosle  ¿Quién va pagar por esa imprudencia? ¿Quién va pagar eso? Yo no quisiera como ciudadano ver esa gente (de Coalianza) ahí honestamente y no tengo nada en contra de ellos como persona”, manifestó en una entrevista a un medio radial.

 ¿Quiénes son los culpables?, se le preguntó. “La gente de COALIANZA”, respondió al considerar que “están ahí los que diseñaron, los que estructuraron el proyecto, que usted y yo, y todo el pueblo hondureño vamos a tener que pagar por esos errores”.

ASJ denuncio en días pasados la situación del Proyecto Corredor Turístico.

Este sería solo una, de otras concesiones otorgadas

Según Hernández, este sería uno de otras concesiones otorgadas por COALIANZA. “Quiero decirlo, ya lo advertimos este es solamente uno, pero no es el único. Es posible, se imagina la tragedia para los hondureños si esto mismo que nos pasó en el Corredor Turístico nos pasara en otro de esos proyectos que se estructuraron con perdida para el Estado”.

La Concesión comprende la Rehabilitación de los tramos actuales La Barca -EL Progreso con una longitud de 36.50 km; tramo San Pedro Sula – El Progreso (desde la caseta de peaje municipal hasta el Puente la Democracia). Tiene una longitud de 17.50 km; y la rehabilitación del tramo El Progreso – Tela con una longitud de 62.66 km (hasta el Puente Hiland Creek. También se incluye la Rehabilitación del Tramo Tela – La Ceiba con una longitud de 97.00 km (una vez rehabilitado se entrega al Estado de Honduras para su mantenimiento).

Esta rehabilitación consiste en la sustitución del pavimento asfáltico en aquellos tramos en que está totalmente destruido. También la reparación de aquellas zonas que presentan baches, hundimientos y otro tipo de fallas. Una vez hechas estas reparaciones, la calzada vehicular ha recibido un sello asfáltico general.

De ifual forma, toda la señalización será renovada, tanto la horizontal (líneas blancas y amarillas, y vialetas reflectivas) como la vertical (señales prohibitivas, restrictivas e informativas). La señalización será renovada en 2 fases.

La primera durante la rehabilitación y la última fase cuanto la calzada esté totalmente ampliada a 4 carriles.