Corea del Norte: Kim Jong-un trabaja asuntos de Estado con normalidad

251
Kim
Kim Jong-un trabaja con normalidad en Corea del Norte.

REDACCIÓN. Las especulaciones sobre la salud de Kim se han propagado desde que omitió una visita anual al Palacio del Sol de Kumsusan, el 15 de abril.

Cabe mencionar, que el líder norcoreano Kim Jong-un trabaja los asuntos de Estado con normalidad. Señaló este martes el ministro de Unificación surcoreano, Kim Yeon-chul, en medio de las persistentes especulaciones sobre la salud del mandatario del país vecino.

Es preciso explicar, que el ministro dijo que Jong-un ha estado fuera del ojo público durante alrededor de dos semanas, desde que fue visto por última vez, en una reunión de la oficina política del gobernante Partido de los Trabajadores, celebrada el 11 de abril; sin embargo, los medios de comunicación norcoreanos informaron sobre su agenda de rutina diaria.

Por consiguiente, hasta el momento medios norcoreanos han divulgado reportajes sobre la agenda de Kim, como el envío de cartas diplomáticas y regalos a los ciudadanos homenajeados; sin embargo, no han proporcionado información sobre su paradero, ni el estado de salud, destacó Yonhap.

Lea también: ¿Kim Jong-un está en coma? versiones sobre su muerte cobran fuerza

Kim envió un telegrama congratulatorio al presidente de Sudáfrica

Como resultado, la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA), anunció el lunes por la tarde, Kim envió un telegrama congratulatorio al presidente de Sudáfrica. En un reportaje reciente sobre el manejo de asuntos estatales del líder norcoreano.

Cabe mencionar que las especulaciones sobre la salud de Kim se han propagado desde que omitió una visita anual al Palacio del Sol de Kumsusan. El 15 de abril, con ocasión del aniversario del nacimiento de su abuelo. El difunto fundador del país, Kim Il-sung.

Es preciso explicar, que desde entonces, las especulaciones sobre que Kim podría estar “en peligro grave” después de someterse a una operación han aumentado. Pero los funcionarios surcoreanos han negado dichas afirmaciones, diciendo que no se han detectado señales inusuales en Corea del Norte.