COPEMH: al menos 145 maestros están amenazados a muerte

323
copemh
Los docentes exigen que se deroge el oficio que prohíbe su traslado.

TEGUCIGALPA. Dirigentes del Colegio de Profesores de Educación Media de Honduras (COPEMH) exigen la derogación del documento que prohíbe el traslado de maestros, ya que son perjudicados por el factor de la inseguridad.

El secretario de Finanzas del COPEMH, Miguel Motiño, denunció que al menos 145 docentes están amenazados a muerte. Lo que tiene que ver con el lugar en donde desempeñan sus funciones, explicó.

«Existen educadores del departamento de Francisco Morazán que han documentado asaltos, amenazas, entre otras acciones delictivas», agregó el secretario.

De acuerdo con esta institución, el titular de Educación, Marcial Solís, fue quien emitió un oficio en el cual quedan eliminados los traslados de docentes. «El COPEMH no ha podido ayudarles debido a este oficio que lo impide», señala Motiño.

A raíz de esto, los maestros exigen a las autoridades de la Secretaría de Educación resolverles la petición de traslado interpuesta. Por su parte, Motiño responsabiliza a Solís «por cualquier situación que le pueda pasar a cualquiera de los amenazados».

Le puede interesar: Olancho: Asesinan a un maestro enfrente de su hijo

Centros educativos operan a la sombra de la inseguridad

Unos 800 centros educativos a nivel nacional están en situaciones de inseguridad y el Estado hasta el momento no ha hecho nada para solucionar el problema, aseguran dirigentes magisteriales.

Además, indican que esa situación de inseguridad mantiene encendidas las alarmas de toda la comunidad educativa. El presidente del Colegio Superación Magisterial (COLPROSUMAH), Roberto Tróches, aseguró que marzo fue un mes sangriento para ese sector.

Troches hizo recuento de los hechos criminales contra los maestros y alumnos que se reportaron en ese periodo de tiempo.

En ese sentido, detalló que el cinco de marzo mataron al profesor Rolbin Omar en Zacapa, Santa Bárbara. Entrando a la escuela malvivientes le dieron dos balazos en la frente, casi delante de los estudiantes.

En igual circunstancias, mataron al profesor Erick Banegas, en Esquipulas del Norte, Olancho. También asesinaron al niño Rodis Peralta, en la colonia Suyapa, de Tegucigalpa. Otra profesora en Talanga y a un estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

El entrevistado se preguntó «¿qué es lo que realmente está pasando en el sistema educativo del país? El gobierno tiene la obligación y necesidad de investigar y castigar a los responsables de esas muertes”, aseguró Troches.

Explicó que dicha situación se da porque los docentes dicen a sus alumnos que se alejen de los grupos antisociales.

“Los maestros le dicen a los niños aléjense de los delincuentes. Las clases que dan los docentes a los niños los ponen en peligro. Hay niños banderas que van a decir mire que el profesor me está diciendo esto y los está poniendo en riesgo”, reveló.