COPECO degrada alerta en siete departamentos; persiste llamado a actitud vigilante

0
588
alerta en siete departamentos
Por el peligro de deslizamientos e inundaciones, COPECO mantiene una alerta en siete departamentos, aunque ahora de menor magnitud.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Un total de siete departamentos dejará atrás la alerta amarilla pero seguirá bajo un llamado a la precaución, según anunció este viernes la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO).

La nueva alerta, verde, estará vigente hasta al menos este sábado a las 12:00 del mediodía. Aplica para Ocotepeque, Copán, Lempira, Intibucá, La Paz, Francisco Morazán, Valle y los municipios aledaños a la ribera del Río Ulúa.

La decisión la tomaron en base con el Sistema Guía ante Inundaciones Repentinas para Centroamérica; se prevé que el suelo de esos departamentos podría tener niveles moderados de humedad, lo que representa un riesgo de deslizamientos (movimientos de la tierra).

Inundaciones

En el caso específico del Valle de Sula, además de las cercanías al Río Ulúa, el llamado a una actitud vigilante se debe a que hay zonas que están inundadas, lo que podría causar accidentes.

Por tanto, deberán tomar las medidas necesarias en Pimienta, Potrerillos, Villanueva y San Manuel Cortés. Igualmente El Progreso, El Negrito y Santa Rita en Yoro; en Atlántida sólo se toma en cuenta a el Ramal del Tigre en Tela.

Cabe decir que COPECO decidió remover del mapa de alertas a Choluteca, territorio que permaneció durante los últimos días en precaución nivel “amarilla”.

Es oportuno precisar que el pronóstico meteorológico para este sábado indica que caerán lluvias sobre la mayoría del territorio nacional. Eso podría provocar un agravamiento de las condiciones adversas.

Lea también – Omoa en crisis de agua: monocultivos y deforestación son la causa, dice sociedad civil

Precauciones

A través del Sistema de Alerta Temprana (SAT), COPECO llamó a la población para que cada familia realice una inspección de su entorno. En ese proceso, si se identifican grietas o fisuras grandes, los habitantes del hogar deben hacer una evacuación preventiva.

Además, es necesario que avisen de la situación al 911, dado que esas señales advierten que podría haber un derrumbe.

Del mismo modo, se pide a los pobladores que eviten el cruce u otro tipo de actividades sobre el cauce vados, ríos o quebradas. Las precipitaciones pueden elevar los niveles de las fuentes de agua, y la corriente puede arrastrar fácilmente a una persona, aún si se traslada en un vehículo.


Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn.