Copán: Cuatro municipios están “a punto de desaparecer”, lamenta regidor

388
comunidades punto desaparecer Copán
Las autoridades municipales hacen un llamado de alerta al gobierno, ante la preocupante situación en varias comunidades de Copán.

COPÁN, HONDURAS. Cuatro municipios del departamento de Copán, zona occidental del país, se encuentran a punto de desaparecer debido a los deslizamientos de tierra provocados por las lluvias de los fenómenos tropicales Eta e Iota.

Por esa razón, las autoridades locales realizaron un llamado de alerta urgente al Gobierno central. En vista de que se encuentran sumamente preocupados por la situación que atraviesan.

El regidor de Dulce Nombre de Copán, Misael Ardon, manifestó enfáticamente que necesitan ayuda del gobierno, dado que muchas comunidades están al borde de ya no existir.

Insidencia 

El funcionario lamentó que los constantes deslizamientos que se han estado presentando en la zona, ocasionaron el desplazamiento de al menos 1,500 personas en sector del país. Donde además, han muerto al menos 14 personas, por los deslaves.

De acuerdo al detalle del regidor Misael Ardon, son cuatro los municipios que se encuentran en la misma situación y estos son: Dulce Nombre, Concepción, Dolores y San Agustín, ubicados en la parte central de el departamento de Copán.

Consecuentemente, se presentan múltiples pérdidas económicas, en el sector agrícola y un gran temor porque de no poner atención en el caso, pueden haber tragedias peores, aseveró Ardon.

Además, sostuvo que dichas comunidades copanecas tiene ya varios días sin el servicio de energía eléctrica, pero particularmente en las zonas afectadas de Dulce Nombre.

De interés: Dirigente: Doble emergencia dejará pérdidas de 200 mil empleos en MIPYMES

Viviendas dañadas

Ardon, también detalló que hay muchas viviendas dañadas, al menos nueve completamente destruidas y otras 29 se encuentran en alto riesgo. Asimismo, señaló que en las últimas horas han evacuado unas 48 familias, mismas que ya reubicaron en albergues y casas particulares.

Mientras que en otra comunidad del mismo municipio de Dulce Nombre hay unas 800 personas afectadas. Mismas que ya están siendo reubicadas, y 15 casas muy dañadas, agregó el funcionario.

El regidor Misael Ardon reiteró su llamado a las autoridades de Gobierno para que se lleguen a esa zona, donde los daños son mayúsculos.