Organizaciones del Aguán se pronuncian sobre muerte de campesino

Exigen a los organismos internacionales de Derechos Humanos, justicia para el campesino asesinado.

525
muerte de campesino
El cadáver del campesino fue encontrado cubierto con algunas palmas en la Finca Paso Aguán.

COLÓN. La Coordinadora de Organizaciones Populares del Aguán (COPA), se pronunció sobre la violenta muerte de campesino en la comunidad de Panamá en Trujillo, zona oriental del país.

El comunicado publicado en la página Vía Campesina Honduras, pide justicia a los organismos internacionales y a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos CIDH, por la muerte de Alfredo Rodríguez Gálvez de 39 años de edad.

Asimismo, su pronunciamiento hace un llamado a las autoridades hondureñas a respetar los derechos de las campesinos. Según el mismo, aseguran que fuerzas militares habrían tenido parte en el crimen suscitado hace dos días.

Además, pidieron a países cooperantes que no aporten dinero para financiar al Ejército de Honduras. «Se vuelven cómplices y asesinos de hondureños y hondureñas que reclaman sus derechos», dice el pronunciamiento.

A continuación el comunicado emitido por COPA:

«A las organizaciones nacionales e internacionales de Derechos Humanos.

Organismos nacionales e internacionales de justicia.
A la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).
Sistemas de protección.

Expresamos:

La Coordinadora de Organizaciones Populares del Aguán (COPA), condenamos el vil asesinato del campesino y delegado de la palabra de Dios, José Alfredo Rodríguez, habitante de la comunidad de Panamá, Trujillo, Colón, por miembros militares que se encuentran en la finca Paso Aguán, según el testimonio de personas de la comunidad.

Condenamos la actitud del gobierno de no buscar soluciones a éstas problemática agraria. Sino que manda al Ejército con el objetivo de reprimir, amenazar y asesinar campesinos y pobladores de las comunidades, mientras sale al exterior a dar discursos falsos de respeto a los Derechos Humanos; cuando usa la fuerza excesiva contra personas que exigen sus derechos porque la justicia se los ha negado.

Condenamos la criminalización sistemática contra los campesinos, comunidades, organizaciones, defensores de los derechos humanos y la estrategia de persecución, terror y seguimiento contra la población que defiende la vida y los derechos del pueblo y las familias.

Continúa

Condenamos la indiferencia del gobierno ante esta problemática; ya que los campesinos desde el 27 de agosto del 2017 ingresaron a recuperar sus tierras y en la reunión entre los campesinos, el gobernador político de Colón, abogado Carlos Aguilar, el sub comisionado departamental de la policía, Juan Adolfo González Zapata, realizada el 28 de agosto en el salón de reuniones de COPA, quienes tienen mucha responsabilidad por lo que está pasando en la finca Paso Aguán, donde se comprometieron a comunicar al gobierno de establecer una mesa de diálogo. Mientras se instalaba, los campesinos seguirían en las tierras de manera pacífica pero todo ha sido engaño; igual con las reuniones que el sector campesino ha tenido con Juan Orlando Hernández .

Condenamos las medidas tomadas por el gobierno de Juan Orlando Hernández de tener encarceladas la comunidad de Panamá, Trujillo, Colón; los campesinos de la comunidad Guadalupe, Carney en Finca Tumbador, Trujillo, Colón, y los campesinos en el sector de Orica, Sabá, Colón; ya que están rodeados por el Ejército y la Policía Nacional Preventiva esperando que los campesinos salgan a trabajar para capturarlos y torturarlos. De los cuales ya van 23 campesinos capturados y criminalizados por el sistema del gobierno de Juan Orlando Hernández.

Exigimos justicia inmediata ante el vil asesinato del campesino y delegado de la palabra de Dios, José Alfredo Rodríguez, y los guardias de seguridad. Los responsables son los militares según declaraciones de habitantes de la comunidad de Panamá, Trujillo, Colón y los testigos que vieron al momento que dispararon los militares contra José Alfredo Rodríguez.

Continúa

Exigimos parar con las estrategias de terror, persecución, criminalización del gobierno de Juan Orlando Hernández por medio del Ejército, los policías al servicio exclusivo de los terratenientes y empresarios en el Valle del Aguán.

Exigimos la solución al conflicto agrario, pasando por la instalación de la mesa de alto nivel para investigar el origen del conflicto agrario y así evitar más muertes violentas. La participación del equipo de forenses de Guatemala en las exhumaciones de los guardias y campesinos asesinados, buscando esclarecer los asesinatos y aplicar justicia que favorezca las familias afectadas.

Pedimos a los países cooperantes con el gobierno de Juan Orlando Hernández de Honduras a no seguir financiando al Ejército de Honduras ya que también se vuelven cómplices y asesinos de hondureños y hondureñas que reclaman sus derechos y justicia ante tanto asesinato y despojo de sus tierras.