Convocar a elecciones sin nueva ley: procesos serán viciados como antes, aseguran

303
Convocatoria a elecciones
Este domingo, el CNE convocará oficialmente a elecciones primarias.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. La convocatoria a elecciones está programada para hoy, domingo 13 de septiembre. Luego de que los partidos políticos representados en el Congreso Nacional (CN) no llegaran a un acuerdo, esta se hará sin nueva ley electoral.

Se esperaba que para este nuevo proceso electoral a celebrarse en 2021, ya hubiese una nueva reglamentación para garantizar la transparencia de los mismos. Además de evitar los eternos vicios del pasado, que comprometen y violentan la voluntad popular.

Al llevarse a cabo la convocatoria a elecciones se procede a continuar con la ley electoral vigente y seguir bajo el mismo escenario de elecciones en Honduras.

Tiempo Digital se comunicó con la diputada por el Partido Innovación y Unidad (PINU), Doris Gutiérrez, quien dio a conocer las consecuencias de ir a lecciones sin nueva ley.

Consecuencias

Las repercusiones de ir a elecciones sin una nueva ley, comentó la diputada Gutiérrez, es que se continúa con las mismas «reglas del  juego«. Mismas que se han querido evitar desde hace muchos años, pero no ha sido posible.

El principal es el tema del «fraude electoral«, que va de la manos con la «venta de credenciales» y el control en las mesas electorales receptoras «MER». Ya que se sigue con el «mismo problema», agregó la parlamentaria.

Asimismo, explicó que no habrá «segunda vuelta», ni la implementación del «voto electrónico». Y sobretodo, la mujer queda en «desventaja» porque no se aplicaría la «alternancia«.

Otros artículos de esta nueva ley que iban en beneficio de la voluntad del pueblo hondureño, es el uso de un «lector electrónico«. Gutiérrez subrayó que no todo el contenido de la nueva ley «es bueno», pero si contiene cambios que benefician al respeto de la democracia.

Un aspecto importante es que no hayan «credenciales», sostuvo la legisladora, ya que con la participación de «más» partidos políticos en elecciones, la venta de estas será «peor» y continuarán los «fraudes».

Las propuestas de una nueva ley vienen desde antes de 2017

Desde antes de las elecciones celebradas en 2017, se ha venido promoviendo la aprobación de un documento electoral. Mismo que regule los procesos, comentó Doris Gutiérrez, jefa de bancada del PINU.

Asimismo, manifestó que a la «hora de los tiros» no estaban los 86 votos y por esa razón no se pasó a la aprobación. El extinto Tribunal Supremo Electoral (TSE), en su última administración anduvo «3 años» consensuando dicha normativa.

Al respecto, son aproximadamente «7 años» en los que se ha venido luchando por una nueva ley electoral. En lo que la diputada recalcó que «es penoso que la oposición no tenga la capacidad de poder ponerse de acuerdo para aprobar una ley que si necesita hacerle cambios».

Gutiérrez recalcó: «Es vergonzoso que 128 diputados representados allí, no podemos ponernos de acuerdo». Y, que hasta la Organización de Estados Americanos (OEA) hizo otro proyecto, manifestando que es «demasiado» y se demuestra la «falta de capacidad» de llegar a consensos y también los «egoísmos» sin pensar en los intereses de Honduras.

Además, la bancada del PINU presentó un documento en relación de la nueva ley electoral.

Pronunciamiento de la bancada del PINU
Este es el documento que el PINU presentó en referencia a la nueva ley electoral.

Reacción de Rafael Sarmiento ante la convocatoria a elecciones sin nueva ley

Por su parte, Rafael Sarmiento, diputado por el departamento de Olancho, del Partido Libertad y Refundación (LIBRE), comentó a Tiempo Digital las consecuencias de que no se haya aprobado la nueva ley electoral antes de la convocatoria a elecciones.

Puesto que se realizará una convocatoria a elecciones, la cual regirá con la ley vigente. Si se llega aprobar, la nueva será de aplicación hasta las elecciones generales en noviembre de 2021.

Sarmiento enfatizó que no existe «retroactividad» en materia electoral, sólo en la «penal» cuando se favorece a un reo. Las reformas que se han venido trabajando desde hace meses, discutidas y que se logró un consenso no total pero sí de mayoría, «irían a la basura«.

Además, el diputado dijo que al irse a elecciones con la actual ley electoral de la «corrupción»  y «fraude» de 2017, el Partido Nacional puede volver a alegar que así como se va a las internas con la antigua ley, se puede ir a las generales.