Contradicciones por muerte de hombre durante feria en Gracias; acusan a dos soldados

278
Carlos Cuellar
Según la hermana de Carlos Cuellar, en un primer informé médico se estableció que tenía 12 disparos. Posteriormente se estableció como causa de la muerte herida de arma blanca

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Versiones completamente distintas se han dado a conocer con relación a la muerte de Carlos Alberto Cuellar, de 40 años de edad, durante una feria patronal en la ciudad de Gracias, departamento de Lempira, en el occidente de Honduras.

Según la familia del ahora occiso, militares asignados al Decimoséptimo Batallón de Infantería, ubicado en el municipio de La Iguala, dispararon y dieron muerte a Carlos Cuellar. Mientras que las autoridades policiales aseguraron que los militares no son responsables de la muerte. Incluso, señalan que Cuellar murió por herida de arma blanca producto de una riña.

Según el informe preliminar, el hecho se suscitó durante los festejos de la feria patronal, donde los soldados que fueron detenidos para investigación, realizaban labores de seguridad. Sin embargo, fueron absueltos y liberados por las autoridades correspondientes, quienes determinaron que los soldados no participaron en el incidente.

El reporte policial indica que en el lugar se registró una riña en la que resultó herido un ciudadano, se detalla que los testigos pidieron auxilio a los soldados que realizaban la ronda, sin embargo al percatarse de la presencia de los uniformados, la turba enardecida los atacó. En consecuencia, estos dispararon para disipar la turba.

Carlos Cuellar
Armas decomisadas a los soldados para fines de investigación

Lea también: Asesinan brutalmente a dos hombres en aldea a Olancho 

«En vez de cuidar a la ciudadanía la matan»

La hermana, de Carlos Cuellar, Elva Cuellar aseguró que su hermano murió víctima de un disparo con arma de fuego en el pecho.

“Él está en la plaza disfrutando la comida, porque los gracianos tenemos la tradición de comer los pastelitos. Entonces él estaba comiendo pasteles. Y se hizo un argamaso en una Villa que siempre se hace como tradición. Mi hermano estaba a una cuadra. Supuestamente los soldados iban enojados y le dispararon. Mi hermano tenía 12 tiros en su cuerpo” detalló Elva Cuellar a medios locales.

Asimismo, aseguró que en un primer informé médico se estableció que Carlos Cuellar tenía 12 disparos; tres en su frente y el resto en el pecho. Sin embargo, posteriormente se estableció que Cuellar murió producto de puñaladas.

“¿Por qué tapan a esos delincuentes?”, se cuestionó la hermana de la víctima. Asimismo, aseguró que “son unos sinvergüenzas”, por dar a conocer una versión distinta a lo ocurrido.

“Dos dictámenes médicos me dieron”, uno que establece las heridas con arma de fuego y otro con arma blanca, aseveró Elva Cuellar.

“Nuestros soldados en esta oportunidad, gracias a Dios, no tienen nada que ver”

Por su parte, el Jefe del Estado Mayor Conjunto, René Ponce Fonseca manifestó: “nuestros soldados en esta oportunidad, gracias a Dios, no tienen nada que ver. Nosotros hemos sido sumamente responsables”.

Según su versión, mientras estaban departiendo con bebidas alcohólicas se produjo una riña y un ciudadano fue apuñalado. “Venía obviamente sangrando, la multitud que era como 100 persona se abalanzaron sobre los soldados y sus armas porque creían que ellos habían actuado en ese momento”, pormenorizó Ponce.

Además, señaló que los mismos tuvieron que replegarse y uno de los soldados hizo un disparo “en un lugar seguro”. Sin que el disparo impactará a nadie. “Hecho que se puedo comprobar cuando le hicieron la autopsia al ciudadano, que lamentamos su muerte”, concluyó el jefe de las Fuerzas Armadas.