Continúan las preguntas sobre el beneficio neto de la Aspirina

127

Ensayos recientemente publicados proporcionan más evidencia para ayudar en la toma de decisiones sobre la prescripción de Aspirina para la prevención primaria.

Se sabe que la ‘Aspirina tiene beneficios importantes, incluida la prevención de eventos cardiovasculares. También, posiblemente, en la reducción de la incidencia y la mortalidad de algunos tipos de cáncer.

Sin embargo, pero no está exenta de daños, ya que puede aumentar el riesgo de hemorragia gastrointestinal y hemorragia intracerebral, informa Europa Press.

A pesar de un gran número de ensayos, continúan las preguntas sobre el beneficio neto de la Aspirina porque los beneficios y los riesgos están muy equilibrados.

El daño

El doctor Michael Pignone, de la Escuela de Medicina Dell de la Universidad de Texas, Austin, en Estados Unidos, considera que se deben considerar nuevas evidencias al tomar decisiones sobre la prescripción de Aspirina para la prevención primaria.

En este sentido, el ensayo ASPREE (Aspirina en la reducción de eventos en ancianos) demostró un daño mayor que el beneficio de iniciar el tratamiento con ‘Aspirina’ en adultos mayores, pero no informó sobre el tratamiento para quienes recibieron el fármaco antes de los 70 años de edad.

Otro análisis, ASCEND (un estudio de eventos cardiovasculares en la diabetes) reveló que el uso de Aspirina se asoció con una reducción moderada de los eventos cardiovasculares y un aumento moderado del riesgo de hemorragia mayor.

No se observó ningún efecto sobre el cáncer. Los hallazgos no fueron concluyentes para la mortalidad por todas las causas.

Nuevos datos sobre la Aspirina

Según el doctor Pignone, estos nuevos datos sugieren que no debe iniciarse la terapia con Aspirina. Especialmente para la prevención primaria en la mayoría de los adultos mayores de 70 años con o sin diabetes.

La evidencia no es clara sobre si se debe retirar el uso de Aspirina después de los 70 años. Para los menores de 70 años, el fármaco aún puede proporcionar un beneficio neto. Esos beneficios a las personas con alto riesgo cardiovascular después del uso de otros medicamentos preventivos como las estatinas.

La evidencia reciente se aleja del consumo de este medicamento en este momento. Sin embargo, hace falta un seguimiento adicional de estos ensayos que analizan el efecto de la Aspirina sobre el cáncer. Esto durante un periodo de tiempo más prolongado porque podría cambiar la recomendación. Así lo sugieren los autores de este análisis  que se publica en ‘Annals of Internal Medicine’. EP