Todos los lencas se contagiaron de Covid; por falta de acceso a salud, SINAGER no supo

879
Contagios de COVID en comunidades lencas
"Por la misericordia de Dios estamos bien", dijo el entrevistado.

LA ESPERANZA, INTIBUCÁ. El pueblo lenca es definido como un grupo fuerte, que no se deja vencer ante las adversidades, y así enfrentaron la llegada del COVID-19 a sus comunidades, solos pero con tenacidad, reveló un habitante de esas zonas.

El coronavirus no perdonó a los lencas ubicados en comunidades de Intibucá, ya que en los lugares que ha visitado el entrevistado por TIEMPO Digital, el virus llegó en agosto y septiembre. «Creo que no quedó ni una casa donde (no) hubo contagiados», reveló. Continuó diciendo que «solo una persona falleció, (porque) tenía una enfermedad de base». El señor estaba mayor y residía en la comunidad que es conocida como Monquecagua, explicó.

«Hubo muchos contagiados, pero nadie tomó registro de nada, ni del centro de salud, ni por parte de Sinager», externó el entrevistado.

Siguió relatando que para poder curarse se encomendaron a Dios y usaron medicamento natural. Entre los remedios utilizados mencionó los siguientes:

  • Manzanilla
  • Limón
  • Cebolla
  • Miel
  • Y canela.

«La gente aquí es muy fuerte, solo habían manifestaciones como de gripe, calentura, tos, pérdida del olfato, pérdida del gusto», explicó.

Aclaró que nadie tuvo que ser internado, y agradeció por eso, porque no tienen recursos. «Por la misericordia de Dios estamos bien», puntualizó quien dejó saber la situación.

Muchos lencas por miedo no compartieron que tenían COVID-19, solo revelaban que tenían algunos síntomas. Ellos se visitaban normalmente, y debido a eso los contagios fueron masivos, comentó.

Dijo que fueron aproximadamente cinco personas que se dieron cuenta de que estaban contagiadas, porque en sus trabajos les aplicaron las pruebas. Recalcó que los demás en esas comunidades nunca se sometieron a ningún examen.

Atención médica

El poblador contactado expresó que hay centros de salud que atienden a varias comunidades, pero labora un solo médico generalmente y un aproximado de tres enfermeras. Exteriorizó que la atención es «bastante precaria», porque solo se pueden atender alrededor de 40 y 50 pacientes diarios, y en ocasiones muchos no logran pasar.

Asimismo, relató que los lencas deben madrugar para lograr una consulta, e indicó que muchas comunidades ubicadas en Intibucá no cuentan con medicinas. «Hay otros lugares que no tienen doctores, solo una enfermera», y puso de ejemplo a una comunidad conocida como Las Mercedes.

Recalcó que en los centros de salud no supieron de los contagios, porque el miedo hizo que los lencas no buscaran atención médica.


Nota para nuestros lectores: 

🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el siguiente enlace: http://bit.ly/2LotFF0.