Consternación en Choluteca por muerte de militar al no abrirse paracaídas

453
Tito Olivera
Los restos mortales del militar hondureño serán velados y enterrados en su natal Duyure, Choluteca.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Los restos mortales de Tito Olivera, militar hondureño que murió al no abrirse paracaídas durante un salto de demostración en el municipio de La Unión, departamento de Lempira, serán velados y enterrados en su natal Duyure, Choluteca.

El pequeño municipio se encuentra consternado por el fallecimiento de Olivera, a quien el pasado 2 de febrero le otorgaron un reconocimiento como ciudadano destacado de Duyure. Pobladores aseguran siempre lo admiraron por su valentía.

Del mismo modo, los familiares, amigos, esposa e hijo de cuatro años lamentaron la muerte de Olivera.

Lea también: VÍDEO: «¡No le abrió el paracaídas!» gritaban horrorizados en la Unión, Lempira 

Exequias en las FFAA

Según el portavoz de las Fuerzas Armadas de Honduras (FFAA), José Domingo Meza, anoche se veló el cuerpo de Olivera en presencia de todas las autoridades de las FFAA.

Domingo Meza recordó al infortunado como un militar apasionado y que representaba a Honduras en diferentes eventos internacionales. Asimismo, como un maestro de salto libre, francotirador y experto en la selva conocido como Tesón.

Por otro lado, dijo que accidentes de esta naturaleza suceden en todos los países del mundo. En ese sentido, descartó que el equipo utilizado por el teniente ahora fallecido estuviera en mal estado.

Acuerdo de duelo

Luego del fatal accidente las Fuerzas Armadas de Honduras determinaron decretar tres días de duelo sin suspensión de labores. El mismo, para la Secretaría de Estado en el Despacho de Defensa Nacional y el Estado Mayor Conjunto.

Asimismo, expresaron sus condolencias a la esposa de Olivera, Blanca Grislda Herrera. De igual manera, a sus padres, Miguel Antonio Olivera y Petrona Esperanza Gonzales.

A continuación el comunicado íntegro: