28.6 C
San Pedro Sula
jueves, junio 30, 2022

Consejos para reducir la papada y tener un rostro juvenil

Debes leer

REDACCIÓN. ¿Cansada de tener una papada muy pronunciada? Si quieres reducirla y volver a tener un rostro más juvenil, te contamos de algunos tips que te servirán.

La papada es la acumulación de grasa o el exceso de piel debajo de la barbilla, que se extiende por el cuello, justo debajo de la mandíbula y el mentón. Su origen puede ser congénito o puede deberse a cambios hormonales y al sobrepeso o la obesidad.

Hay ejercicios específicos que permiten quemar, poco a poco, el exceso de grasa subcutánea que cuelga en esa zona. Trabajar los músculos del cuello y la cara podría ayudar a bajar la papada.

Lee también – Consejos para ser una mujer empoderada: ¡arriésgate y ayuda!

La vuelta al mundo (calentamiento)

Como con cualquier rutina de ejercicios, es importante calentar los músculos para evitar lesiones.

Para calentar el cuello, gire suavemente la cabeza hacia adelante y hacia abajo y luego hacia atrás y hacia arriba con un movimiento circular en el sentido de las agujas del reloj. Después de algunas rotaciones, invierta la dirección.

El mismo movimiento circular se utiliza para estirar la mandíbula. Extienda suavemente la mandíbula hacia la izquierda, luego hacia adelante, luego hacia la derecha y luego hacia atrás, manteniendo cada posición durante uno o dos segundos.

Debes hacer un ejercicio de rotación de la cabeza.
Debes hacer un ejercicio de rotación de la cabeza.

Silbato en el techo

Debes sentarte con la espalda recta y los hombros relajados, inclinar la cabeza hacia atrás para mirar al techo. Desde esta posición, cierra los labios en la posición utilizada mientras silba.

Los labios deben estar relajados pero lo suficientemente apretados para sentir una contracción en ambos lados del cuello.

Mantén esta posición durante 10 a 20 segundos dependiendo del nivel de comodidad de la persona. Diez repeticiones de este ejercicio suelen ser suficientes para una sesión.

EJERCICIO
Este ejercicio debe realizarse con series de 10 a 20 segundos.

Bese el cielo

Este ejercicio es similar al anterior, con algunas diferencias. Párate derecho y alto con los brazos y los hombros sueltos y relajados. Inclina la cabeza hacia atrás para mirar al techo. Frunce los labios e intenta besar el cielo, alejándolos lo más posible de la cara.

Cuando se hace correctamente, los músculos del cuello y la barbilla deben sentirse flexionados pero cómodos. Mantén esta posición durante 5 a 20 segundos y luego relájese. Repita de 10 a 15 veces por serie.

Lee también: ¿Busto grande? Cuatro tips de moda para sacarles provecho

Beso al cielo
Este ejercicio debe realizarse en series de 12 a 15 repeticiones.

El apretón de pelota

Para los ejercicios de cuello, puede ser útil tener una pelota en algún lugar cerca del escritorio, la cama o en un lugar donde la persona vaya a hacer los ejercicios.

El tamaño debe ajustarse a la comodidad personal y debe ser fácil de apretar entre la barbilla y la parte superior del pecho.

Este ejercicio debe ser con una pelota proporcional para el tamaño de la boca.
Este ejercicio debe ser con una pelota proporcional para el tamaño de la boca.

La compresión de la pelota se hace mejor desde una posición sentada con la espalda recta y los hombros relajados.

Coloca la pelota debajo de la barbilla y empuje hacia abajo contra la pelota con un movimiento constante y firme. Esto se puede repetir de 10 a 30 veces durante cada sesión

Haga pucheros

Otra forma eficaz de trabajar los músculos de la barbilla y el cuello es hacer un estiramiento con pucheros.

De pie o sentado, saque el labio inferior lo más que puedas para formar una cara de puchero. Mantén la posición durante 3 segundos.

ejercicio papada
Este ejercicio se debe hacer durante tres segundos por cada repetición.

Con el labio aún en completo puchero, use los músculos del cuello para inclinar la barbilla hacia el pecho sin mover la parte superior de la espalda.

Mantén esta posición durante 3 segundos. Relaja los músculos y empiece de nuevo y repite de 10 a 20 veces o hasta que el cuello sienta el ejercicio.

Mastique chicle

Masticar chicle es uno de los consejos para reducir la papada menos beneficioso, pero puede ser útil para las personas que buscan deshacerse de la papada de varias maneras.

Un estudio de Trusted Source publicado en la revista Appetite encontró que las personas que mascan chicle después de una comida pueden sentirse más satisfechas con lo que han comido.

EJERCICO PAPADA
Este ejercicio tiene menor porcentaje de ejercitación de los músculos de la cara.

Esto los hace menos propensos a buscar refrigerios adicionales. Masticar chicle puede ayudar a las personas que están perdiendo peso a reducir la cantidad de calorías en su dieta.

Se trata de un ejercicio menor para los músculos de la cara, especialmente la mandíbula. Masticar chicle regularmente puede contribuir a una pérdida general de grasa en la barbilla, aunque probablemente no hará mucho por sí solo.

El bostezo del león

El objetivo de este ejercicio es abrir bien la boca mientras se saca la lengua lo más posible, como un león que bosteza. Puede ser un gran ejercicio para fortalecer muchos músculos en la barbilla, el cuello y la cara.

Siéntate o párate con una postura relajada. Abre la boca lo más que pueda mientras extiende la lengua tanto como sea posible.

EJERCICIO PAPADA
Este ejercicio debe realizarse con repeticiones de 10 segundos.

Cuando se hace correctamente, los músculos del cuello, la barbilla y la mandíbula deben tensarse. Saca la lengua durante 10 segundos y relájese. Repite este proceso 10 veces y pase a otro ejercicio.

Fuente: El Tiempo


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp. Haga clic en el enlace: https://bit.ly/2Z2UF3j.

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido