Se aproxima la época de aguacates, conozca las 4 maneras de madurarlos

359
Aguacates
Los hondureños consumen alrededor de 35 millones de libras al año.

REDACCIÓN. En Honduras es un país productor, exportador y consumidor de aguacates.

Los hondureños consumen alrededor de 35 millones de libras al año.

Las autoridades de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG) informaron que el consumo per cápita es de 3.94 libras al año. Además, lanzó un plan nacional para cultivar mil hectáreas por año en el período 2018-2021, hasta llegar a cuatro mil hectáreas.

El objetivo es cultivar aguacate en los departamentos de Olancho, La Paz, Santa Bárbara, Intibucá, El Paraíso, Francisco Morazán, Copán, Ocotepeque, Lempira, Comayagua, Yoro, Cortés y Choluteca.

Muchos lo aman y lo comen desde el desayuno hasta la cena, porque además de ser delicioso, es rico en grasas saludables, vitaminas, minerales y salud cardiovascular.

Consejos

Se aproxima la temporada de esta rica fruta en el país, en Septiembre, es por eso que a continuación, los cuatro trucos para que madure más rápido sin importar de qué especie o tamaño se trate:

1. En el horno

La manera más rápida de acelerar el proceso es ésta. Hay que envolverlo en papel de aluminio y ponerlo en un horno a 90° durante 10 minutos. Esto hace que largue el gas etileno más rápido y se ablande.

2. Con un banano

La fruta amarilla es una gran aliada a la hora de ayudar a madurar. Si tiene un aguacate muy duro, en menos de dos días se puede ablandar si lo metes en una bolsa de papel junto a un guineo y en un lugar cálido. Un consejo para todo momento es siempre dejarlos con los bananos  para que las ayuden a estar listas para el consumo, no solamente cuando estamos en apuros.

3. El calcetín

Meterlo en un calcetín de lana y colocarlo en un cajón puede ser mágico. Tan efectivo es el método que en Canadá una mujer creó una compañía solo de medias diseñadas especialmente para este proceso, The Avocado Sock.

4. Harina al rescate

Otro método rápido es poner mucha harina en una bolsa de papel y luego sumergirlo en la harina. Asegúrate de que esté completamente cubierto por el polvo. En menos de 24 horas estará listo para ser consumido.