Está de vuelta. No hay duda, nadie vende mejor una pelea que Conor McGregor. La UFC oficializó el 4 de agosto la pelea del irlandés contra Khabib Nurmagomedov, pero quiso guardar su primer careo hasta casi el final.

Resultado de imagen para conor mcgregor
Conor McGregor anuncia pelea con Khabib.

Sólo 16 días antes de que ambos se encierren en el octágono, la compañía los juntó en la conferencia de prensa. Se hizo esperar, pero el Radio City Music Hall de Nueva York ardió con el irlandés.

Se mostró muy agresivo, quizá mucho más que en ninguna de las ruedas de prensa previas, y atacó con todo, dialécticamente hablando, a su rival:

«Ganaré por el pueblo ruso. Eres una rata mentirosa que has estado involucrados con oligarcas rusos», le espetó casi de inicio. Aunque las provocaciones comenzaron antes.

McGregor decidió aparecer en la conferencia con los dos cinturones que abandonó el octágono en su última pelea (peso pluma y ligero).

Un claro órdago al ruso. «Tú no eres campeón de nada». El irlandés entró a la conferencia sobreexcitado y durante los primeros diez minutos de la conferencia casi no dejó hablar a Khabib.

Esa fue la tónica, aunque en la última parte el campeón sí que habló más. Pese a ello, perdió claramente el careo. No le importó, aunque poco a poco fue entrando en calor y dejando frases destacables, como «soy el Mayweather de las MMA». Un hecho que encendió más aun al irlandés.

El rechazo de Khabib

Aunque sin duda alguna, una de las imágenes de la conferencia fue el whisky que sacó McGregor. Es su propia marca y será uno de los patrocinadores de su pelea. Invitó a Khabib, pero este lo declinó.

Esa es la instantánea, pero hubo muchas frases que quedarán grabadas en la mente de los aficionados… y también en la de los luchadores. Sobre todo una.

«Agradezco que este hombre no bajase del autobús. De haberlo hecho estaría muerto y yo en la cárcel». Faltaron los coros de los aficionados, porque no había. Pero sin duda McGregor lo hizo con esa intención.