31 C
Honduras
domingo, octubre 17, 2021

Conmovedor: Así fue el duro salto de Pepe al fútbol europeo

PORTUGAL.- No será la primera ni la última vez que una historia de superación ligada al deporte, nos ponga en perspectiva las adversidades que los atletas deben pasar antes de disfrutar las mieles del éxito.

En esta ocasión, Képler Laveran Lima Ferreira, más conocido en su carrera como Pepe, compartió la dura experiencia que le tocó vivir en el primer viaje que realizó fuera de su natal Brasil.

La odisea de Pepe por Europa

Al igual que lo hacen muchos latinos cada año, Pepe se aventuró a cruzar fronteras con la ilusión de un mejor futuro para él y su familia. El futbolista emprendió vuelo hacia Portugal para fichar por el Marítimo, merced a la complicada situación económica por la que atravesaba cuando apenas había cumplido la mayoría de edad:

«Cuando llegué, tenía el equivalente a 5 € euros. estaba en servicio de extranjería, porque vine solo de Brasil A los 18 años. Tenía que haber llegado un fax del Marítimo diciendo que debía entrar a Portugal«, inició relatando el futbolista.

Entre la soledad y las complicaciones de estar en un entorno desconocido, el ahora central del Oporto debió tomar su primera decisión importante ante su escasez de recursos.

«Con el poco dinero que tenía, tuve que comprar una tarjeta y llamar a mi mamá para decirle que estaba bien. La otra opción hubiese sido comprar comida, pero pensé: Voy a tranquilizar a mi mamá», agregó Pepe.

La caída del orgullo ante la necesidad

Fue entonces cuando el zaguero vivió sus momentos más difíciles en el país que hoy acoge como su casa.

«Llegué a las 6 AM y fui a revisar mi tarjeta de embarque. Sólo tenía un vuelo disponible para las 11 PM y necesitaba comer. Así que fui al Pans & Company del aeropuerto y le pregunté a un empleado: ¿No tienes nada para comer?», recordó.

Por fortuna para aquel joven Pepe, su pregunta supuso encontrar la luz al final del túnel. «Me dijo que sí, que lo tenía todo.

«Pero yo no tengo dinero». Entonces me miró, salió y regresó con una bandeja de baguette y me la dio», recordó el futbolista.

En sus propias palabras, Pepe destacó ese hecho como algo que lo marcó en su vida personal más allá del fútbol.

«A partir de ese momento, sólo me salen ganas de ayudar a los demás. Fue algo que me afectó mucho, sobre todo porque esa persona no sabía quién era yo. Ese gesto me ayudó durante el resto de mi vida y desde entonces, Portugal se convirtió en mi primera opción», finalizó.

Te puede interesar: Troglio vs Carevic: los números del toque argentino en los banquillos


Suscríbete gratis a más información deportiva en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/35GpKtQ

Más noticias

Últimas Noticias

Abrir anuncio

Close
error: Contenido Protegido