Hasta el momento, Boca Juniors vs. River Plate jugarán la final de la Copa Libertadores 2018, en un partido inédito como histórico. Así, un día después de culminar las semifinales la Conmebol dispuso de nuevas fechas para el encuentro.

En primera instancia y, tal como es costumbre, los dos partidos de la final de la Copa Libertadores entre Boca Juniors y River Platese iban a disputar un día miércoles. Sin embargo, la Conmeboldecidió cambiar debido a que a finales de noviembre se realizará la Cumbre del G-20 en Buenos Aires.

Así, a través de su cuenta de Twitter, la Conmebol anunció que el partido de ida de la final de la Copa Libertadores se jugará el próximo sábado 10 de noviembre en el estadio de Boca Juniors. Mientras que la vuelta se disputará el sábado 24 del mismo mes.

Las fechas originales eran los miércoles 7 y 28 de noviembre, pero esas no lograron ser las definitivas. El problema es que el día 30 de noviembre tiene lugar la cumbre final de líderes (Trump, Putin…) del G20, que se celebra esa semana en Buenos Aires, ciudad donde, no olvidemos, se jugarán las dos finales de la ‘gran final’. Por tanto, por motivos de seguridad -no hay efectivos policiales suficientes- es imposible que se juegue el día previsto, el 28.

Inedita

Será la primera vez en la historia que Boca y River jueguen una final continental. Lo más cerca que estuvieron de jugar una fue en 2004, cuando se enfrentaron por las semifinales, donde Boca terminó clasificándose por penaltis.

Sin embargo, los últimos antecedentes son favorables a River ya que eliminó al Xeneize en semifinales de la Copa Sudamericana 2014 y en octavos de final de la Copa Libertadores 2015. Ahora, tanto el torneo como los clubes, vivirán su capítulo más importante en la historia.

Será la última final ida y vuelta que tenga el certamen ya que a partir de 2019 se jugará a un solo partido y en campo neutral. Ni al mejor guionista se le podría haber ocurrido mejor final. Boca y River, la gloria es solo para uno…