25.1 C
San Pedro Sula
lunes, septiembre 25, 2023

Confraternidad Evangélica: Sacrificio de cordero en Ocotepeque fue incoherente

Debes leer

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El presidente de la Confraternidad Evangélica, el pastor Oswaldo Canales, ayer pidió perdón a todos los hondureños por el sacrificio de un cordero que se hizo en plena reunión de iglesia en la comunidad de San Marcos, Ocotepeque, al occidente del país.

De acuerdo a Canales, es muy penoso que en pleno servicio litúrgico se lleve a cabo de esa manera el sacrificio de un animal.

Explicó que el sacrificio que perdonó pecados, Jesús ya lo hizo en la Cruz del Calvario, una vez y para siempre.

“Me parece que es incorrecto donde hay niños, ancianos y personas en servicio que se hagan este tipo de actos. Escuché que él había pedido perdón. pero que no vuelva a suceder esto. Vivimos en una situación bien crispada en el país, donde no queremos más violencia. La sangre derramada sobre la mesa y en el cuerpo de él me parece que eso no es coherente con un ministro de Dios”, señaló el religioso.

A efecto de eso, dijo que se debe resarcir ese daño pidiendo perdón y cambiando de ruta. “No es necesario. En la antigüedad sea hacían este tipo de sacrificios para cubrir el pecado del pueblo una vez al año. Pero ahora ya no porque el cordero de Dios que es Jesucristo pagó el precio por nosotros y derramó su sangre para limpiarnos de todo pecado”, reiteró.

Canales sostuvo que le parece un poco fuera de lo común que una iglesia evangélica participe en ese tipo de sacrificios de animales. “Es tan doloroso en la manera en que se mató ese animalito”, resintió el religioso.

Nota relacionada: Presentan denuncia formal contra pastor que sacrificó a un chivo en culto evangélico

Pastor Oswaldo Canales: “Sacrifico de animales no es un acto correcto”

Consultado sobre si ese tipo de sacrificios están contemplados en la Biblia, el titular de la Confraternidad expuso que eso «no es correcto».

“En la antigüedad, el sumo sacerdote ofrecía una vez al año por cada familia un cordero sin manchas y arrugas. Había un altar donde se hacía eso. Pero esto ahora es parte de la historia, y de la ley. Ahora solo vivimos en la gracia nuestro señor Jesucristo. Le pedimos a la población y a la comunidad de Ocotepeque perdón por ese acto que no es correcto. La iglesia de sana doctrina no debe hacer esas prácticas”, enfatizó.

Para finalizar, el ministro de fe mandó un mensaje a todos los hondureños, manifestándoles que lo único que deben hacer es acercarse a Dios como familia.

“Volvamos al Señor de la Biblia, que tengamos esa capacidad de escrudiñar la palabra para saber si las cosas que se hacen son correctas o no. Yo creo que nos hace falta que nosotros dejemos de ser neófitos. Hay mucha confusión y hay que dar dirección. A través de la Sagrada Escritura, el Señor nos muestra el comportamiento y actitud con que debemos abordar los diferentes temas de una nación”, concluyó.

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido