Conflicto en Zonal Belén: SINAGER dará veredicto; vendedores lanzan advertencia

155
Zonal Belén
El próximo lunes se conocerá la resolución del conflicto.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Continúa el conflicto en Zonal Belén, entre los locatarios y autoridades del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) y supuestamente la lucha se debe al cumplimiento de las estrictas medidas de bioseguridad y la necesidad de sostenerse económicamente.

Debido a esto, el presidente de los vendedores del mercado Zonal Belén, Rafael Sánchez, se reunió con los vendedores ambulantes, para llegar a un acuerdo sobre su permanencia en el interior del lugar.

La reunión se llevó a cabo a las 10:00 de la mañana de este viernes con la presencia del gerente de orden público de la Alcaldía Municipal. Sin embargo, esta habría sido en vano, ya que no se logró llegar a un acuerdo concreto entre ambas partes.

Lea también: Con quema de llantas y bloqueos: vendedores exigen entrar al Zonal Belén

Resolución al conflicto

Los comerciantes del Zonal Belén tendrán una reunión el próximo lunes con la junta directiva de SINAGER, quien se encargará de dar el veredicto para solucionar el conflicto.

Sin embargo, en el caso de no llegar a un acuerdo, los vendedores ambulantes, anunciaron que continuarán las tomas y protestas en el mercado.

Una de las implicadas manifestó: “Nosotros no queremos ser reubicados en otro lugar, el Zonal Belén se cierra si no nos dan una respuesta”.

Por su parte, Sánchez, tras finalizar la reunión expresó: “La respuesta no depende de mí, sino de las autoridades, vamos a cuidar el Zonal Belén y así evitar que haya caos y saqueos, pedimos a la policía nacional y militares que resguarden el mercado”.

Entre otras cosas, se informó que por este fin de semana, se suspenden las tomas, y las actividades de comercio en el mercado se desarrollarán con normalidad.

Protesta de los vendedores en Zonal Belén

Durante la mañana de este viernes, un grupo de vendedores ambulantes se tomó los portones e impidió el paso hacia las instalaciones del mercado, colocando llantas a las que les prendieron fuego.

El hecho se realizó, según los protestantes, porque les están impidiendo el ingreso a más de 200 comerciantes informales.

Los locatarios denunciaron que SINAGER emitió un documento en el que se les impide el acceso a las instalaciones. Eso aparentemente se haría con el objetivo de evitar la aglomeración de personas y respetar el distanciamiento social, que demanda el coronavirus para evitar su propagación.


Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn.