Confirmado: Cisma y lucha por control de la EEH se dirime en los tribunales

834

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El conflicto entre Enterprise Consulting S.A. y la Empresa Energía Honduras (EEH) se dirime en los tribunales hace ya varios meses y todo indica que se trata de una lucha de accionistas por tener el control absoluto del Consorcio.

La disputa comenzó cuando dos de los socios de la EEH, compañía Eléctricas de Medellín, del Grupo Ethuss, y STENEE, se pusieron de acuerdo y decidieron marginar a los otros dos socios (Enterprise y Unión eléctrica).

Como parte de la estrategia comenzaron nombrando un nuevo presidente y secretario. Esto lo hicieron sin el consentimiento de los socios excluidos.

Para marginarlos, alegaron que Enterprise y Unión no habían pagado totalmente las acciones. Argumentaron que solo habían honrado el 25 por ciento de las mismas. El resto lo aportaron supuestamente con retraso. Los colombianos y el sindicato acordaron en asamblea devolverles el dinero aportado no en la fecha indicada y vender al sindicato parte de las acciones que le correspondían a Enterprise.

Además, dejan a Enterprise y Unión con un porcentaje pequeño de acciones, menor que el acordado inicialmente. De esta forma los colombianos y el sindicato se apoderan del control de la empresa. Si bien los dos ya sumaban una mayoría de acciones, con esta medida lograron el control total.

Expendiente de la demanda interpuesta por Enterprise.

Pero Enterprise Consulting S.A. responde en silencio ante esta maniobra.  Demandó al Consorcio hondu-colombiano en el juzgado de Letras de lo Civil de Tegucigalpa el 17 de octubre de 2017 a las 2:36 de la tarde.

Una alianza que solo duró un año

Pero ¿qué pasó con Unión Eléctrica? Por su silencio, todo parece indicar que estuvo de acuerdo con el Plan.

La Empresa Energía Honduras inició operaciones el 19 de agosto de 2016, luego de ser seleccionado mediante licitación internacional a través de una alianza pública-privada con el Gobierno de Honduras.

El conflicto legal, según la demanda, inició el 29 de septiembre de 2017, un año después de haber iniciado operaciones la EEH.

En esa fecha una asamblea general extraordinaria del consorcio EEH acordó poner a la venta las acciones suscritas y no pagadas por Enterprise Consulting y la Unión Eléctrica S. A.

A esta asamblea no asistieron los representantes de ENTERPRISE y la Unión Eléctrica, pues estaban “inhabilitados”, según establece el expediente.

Urge el pago de acciones

Los accionistas votaron por esa determinación, según la demanda, porque el socio Enterprise no pagó el total de las acciones que suscribió (41 %). Igual sucedió con la empresa Unión Eléctrica S. A. (4 %), de acuerdo a lo que se plantea en la demanda.

Del expediente Enterprise vrs EEH.

El pago de accionistas está establecido en la cláusula 5.2 literal b y 5.4 literal b. del acuerdo de accionistas modificado y replanteado el 25 de febrero de 2016.

La EEH alega que el pago se debía realizar en dos partes. El primero de 25 por ciento al momento de suscribir las acciones. Mientras que el 75 por ciento restante un año después.

Cuando todo era risas y abrazos, Enterprise aceptó suscribir el 41 por ciento de las acciones para integrar el consorcio EEH. Eso representaba Ciento ochenta y seis millones quinientos cincuenta mil lempiras (1. 186.550.000 00).   En esa ocasión pagó el 25 por ciento del total de las acciones  o sea Ciento trece millones setecientos cincuenta mil Lempiras (L 113.750.000.00).

Carlos Saúl Villanueva, un rostro detrás de Enterprise.

Las acciones y los alegatos

EEH procedió a vender las acciones de Enterprise y la Unión Eléctrica bajo el alegato que la falta de pago de las acciones ponía en precario el contrato suscrito con Coalianza.

Pero Enterprise se defiende y sostiene que en ningún momento esa situación dejaba en precario ese contrato.

Miguel Aguilar, un socio clave en la disputa interna en EEH.

“No es cierto y no existe prueba alguna que diga que Enterprise haya tenido un interés contrario al de la sociedad por el hecho de no haber hecho el acto de exhibición en el plazo que se aduce”, se lee en la demanda.

Enterprise alega que la EEH no hizo pública el plazo para el pago de las acciones. En consecuencia  “no existía una obligación vencida”.

Enterprise alega que realizó la aportación que tenía pendiente por la cantidad de USD 6, 150,000, la cual fue recibida. Luego asegura que esa aportación debían sumarla a “la que pagó al momento de constituirse la sociedad”.

La asamblea de la EEH acordó ofrecer las acciones correspondientes a los otros dos socios. A la empresa Energía de Medellín y al Sindicato de Trabajadores de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (STENEE).

Otro punto a resaltar es el hecho que, pese a su exclusión, la Unión Eléctrica S.A., no se sumó a la demanda ni se ha pronunciado. En consecuencia, la EEH quedó integrada únicamente por Eléctricas de Medellín y el STENEE.