Conferencia Episcopal: Se tocaron intereses y tratan de desmeritar el mensaje

371
Conferencia Episcopal de Honduras
Conferencia Episcopal de Honduras.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Juan Ángel López, vocero de la Conferencia Episcopal de Honduras (CEH), aclaró que todos los obispos estuvieron presentes en la elaboración del mensaje emitido y algunos sectores han tratado de desmeritarlo.

“Tengan presente que se ha tocado algunos intereses con este mensaje y están reaccionado e incurriendo a la infamia”, manifestó López.

Lea también: Conferencia Episcopal dice estar dolida por criminalidad que abate el Honduras

Campaña de infamia

El pasado jueves, la Conferencia Episcopal se pronunció ante la situación política que se viven en Honduras actualmente. El documento era claro y evidenciaba los errores, de cada sector de la sociedad, que contribuyeron a la crisis.

El vocero de la CEH lamentó que existan personas que crean que solo se está señalando con el dedo y que no entiendan que es un llamado a la conciencia de los hondureños.

«Aclaro que todos los señores obispos del país estuvieron en esta reunión de la Conferencia Episcopal”, aclaró.

En el mensaje difundido, los obispos advierten que “si cada problema deriva en conflictos como el que ahora estamos viviendo, acerca de los sistemas de Salud y de Educación, y si cada conflicto es manejado con la misma ineficiencia, las consecuencias pueden hundir a Honduras en una crisis muy difícil de superar”.

¡Basta ya!

En la aclaración que realizó el obispo López, dijo: ¡Basta ya!, a la corrupción y a las mentiras en el país. Confirmamos la legitimidad del mensaje emitido por los obispos hondureños. Tenemos que cambiar y como lo han hecho viral, ¡Basta ya!, de tantas excusas y mentiras”.

Los obispos piden un ¡basta ya!, a una «Constitución violada cuantas veces convenga», unos poderes del Estado que «no son para nada independientes» y un Congreso Nacional que se «ha convertido en un teatro de pésimos actores».

Asimismo, subrayan la necesidad de un poder electoral que garantice la transparencia y destierre de una vez por todas los delitos electorales.

De igual manera, mencionan una «falsa» reforma del Código Penal que, para ellos,  «simplemente lo convierte en un instrumento de protección a los corruptos y narcopolíticos».

Problemas preocupantes 

Para los obispos, los principales problemas que más preocupan a la ciudadanía son el alto costo de la vida, el crimen y la violencia, el desempleo, las deficiencias graves en los sistemas de Salud y Educación, sin dejar de lado la corrupción.

En ese sentido, otro ingrediente que agrava los conflictos es la politización. Esto al introducir dobles agendas, lo que empaña los objetivos por los que se lucha, explicaron.

Por lo que, de acuerdo con la Conferencia Episcopal, es necesario enderezar la marcha de Honduras; desde el compromiso de rescatar valores éticos que se pierden y debilitan en la medida en que las crisis no se solucionan.