Conductor ebrio provoca incendio en gasolinera capitalina

655
Incendio
Dos bombas de la gasolinera tomaron fuego tras el impacto del vehículo.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Un incendio en una estación de gasolina provocó pánico e histeria la tarde de este domingo en la capital de Honduras.

El siniestro ocurrió exactamente en una estación en el anillo periférico. Específicamente a inmediaciones del Coliseo Nacional de Ingenieros.

De manera preliminar, se conoció que un vehículo tomó fuego. En consecuencia las llamas se propagaron hasta dos bombas de la gasolinera.

Hasta el lugar se hizo presente el benemérito Cuerpo de Bomberos para controlar las llamas y evitar pérdidas humanas. Hasta el cierre de este artículo solo se reportaron pérdidas materiales.

Lea también: Honduras: 469 incendios en siete meses; 14 personas fallecidas 

Supuesto «alcoholizado» habría provocado el incendio 

Según el relato de testigos, una persona ingresó en supuesto estado de ebriedad en una tienda de conveniencia aledaña a la gasolinera. Se reveló que cuando los sospechosos salieron abordaron su vehículo.

Seguidamente al realizar la maniobra de retroceso, chocaron contra una de las bombas de la Estación y eso desató el incendio.

En los datos proporcionados, se conoció que tras el «accidente», las dos personas intentaron escapar de lugar y posteriormente fueron capturados.

Aunque no se conocieron los nombres de los capturados, ambos reconocieron que se tomaron «un par de cervezas». Asimismo garantizaron que solo corrieron para preservar su vida.

Tras su captura, el propietario de la camioneta que quedó completamente destrozada, relató que compró «500 lempiras de gasolina» antes del incidente.

Hasta el lugar llegaron agentes de la Policía Nacional para capturar a los responsables del accidente.

Lea también: Ebrias al volante “entran por la salida” de la UNAH; policías las detienen

Las sanciones

Por su parte, en las leyes hondureñas, si un conductor comete la infracción de conducir ebrio, por primera vez, se le aplicara una multa que va desde medio a un salario mínimo. Además de la multa monetaria, se le suspende la licencia de conducir durante seis meses.

En caso de reincidencia, las multas económicas oscilan entre uno a tres salarios mínimos. Por su parte la revocación de la licencia es desde un año o por un tiempo indefinido.