Tegucigalpa: Envían a prisión a conductor de rastra que provocó dos muertes

77
conductor de rastra en Tegucigalpa
El vieres se ha programado otra audiencia para el imputado

TEGUCIGALPA, HONDURAS. A prisión fue enviado Ángel Jonathan Torres, conductor de la rastra que ocasionó tragedia en la capital hondureña el pasado jueves en donde fallecieron dos personas y varias resultaron heridas.

Ayer domingo se realizó la audiencia inicial contras Torres, en la cual el juez de turno le dictó detención judicial. El señalado fue acusado por los delitos de homicidio culposo, daños agravados y lesiones culposas.

La acusación fue por parte del Ministerio Publico (MP). Por lo tanto, ayer Torres fue enviado a la Penitenciaría Nacional de Támara. Al conductor de la rastra se le seguirá el proceso judicial. Se fijó otra audiencia para el próximo viernes 17 de agosto a las 9:00 de la mañana.

Lea también: Comayagüela: Tres personas muertas deja accidente en el bulevar Fuerzas Armadas

La tragedia en el bulevar Fuerzas Armadas

Dos personas perecieron en el mortal accidente y al menos dos resultaron heridas. Una de las víctimas era del sexo masculino y perdió la vida en el lugar de los hechos. Mientras el segundo murió luego de ingresar a la sala de emergencias del Hospital Escuela Universitario (HEU).

Entre las víctimas heridas está el señor Santos Evelio Contreras, quien fue embestido por un taxi registro 5227. Esta unidad de transporte fue impactada por la rastra, lo que provocó que se llevara de encuentro a Contreras, quien falleció inmediatamente.

También perdió la vida Carlos Alfredo Flores Zelaya, de 27 años de edad, quien en ese momento se conducía en su motocicleta. El vehículo quedó bajo la pesada estructura y aunque fue llevado al HEU, murió al ingresar. Al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) fue llevado herido Hamilton Bardales.

De acuerdo con declaraciones de la Dirección de Tránsito y la Fiscalía del Ministerio Público, al conductor de la rastra le podrían caer hasta 10 años de prisión por el delito de homicidio culposo. Según el Código Penal, la condena para ese delito es de tres a cinco años de cárcel por cada una de las personas fallecidas.