Pandilleros reciben 285 años de cárcel por masacre en cantina “La Puerta Negra”

60
285 años de cárcel
Esta masacre ocurrió el 9 de agosto de 2014 en horas de la tarde en la colonia Las Torres de Comayagüela cuando las víctimas se encontraban en la acera de una cantina llamada “La Puerta Negra”

TEGUCIGALPA, FRANCISCO MORAZÁN. Un total de 285 años de prisión es la pena obtenida por la Fiscalía Especial de Delitos Contra la Vida (FEDCV) en contra de miembros de la pandilla 18, a quienes los encontraron culpables por el delito de asesinato en perjuicio de siete personas y otros delitos.

Lo anterior, fue un hecho que ocurrió en el año 2014 en la cantina “La puerta Negra” en Conmayagüela. Los culpables son Brayan Leonel Ordoñez Centeno y Héctor Manuel Pineda Ávila, miembros de la Pandilla 18.

Entre las víctimas están:

  • Pedro Pastor Andino García (54)
  • José Alonzo Lezama Betancourt (41)
  • Fidencio Mejía 
  • Óscar Sánchez Rodas (51)
  • Lorenzo Lozano Lara (49)
  • Maycol Josué (13)
  • Héctor David Álvarez Pineda (14)

Fiscales de la Sección de Investigación de Muerte de Personas Pertenecientes a Grupos Sociales Vulnerables de la FEDCV, lograron que el Tribunal impusiera una pena de 27 años de prisión por cada crimen para un total de 189 años.

Asimismo, se dictó Condena por cuatro delitos de asesinato en su Grado de Ejecución de Tentativa, dándose 17 años de prisión por cada víctima, lo que suma un total de 69 años, más 11 años por un delito de Adquisición de Vehículo Robado y 17 años por el delito de Asociación Ilícita, lo que suma un total de 285 años de reclusión para cada pandillero.

Le puede interesar: Choloma: un año atrás sicarios intentaron matarlo; esta vez lo consiguieron

Hecho

Esta masacre ocurrió el 9 de agosto de 2014 a eso de la 5:30 de la tarde en la colonia Las Torres de Comayagüela, cuando las víctimas se encontraban en la acera del expendio “La Puerta Negra”.

Según informes policiales, los sujetos que usaban indumentaria policial, en una camioneta verde marca Mazda, placas PCA-9799, y en tres motocicletas, llegaron a la mencionada colonia.

Los criminales obligaron a los niños a colocarse contra la pared para registrarlos, pero después les dispararon con fusiles AK-47.

Después de atacar a los menores, los sujetos se dirigieron a la siguiente cuadra, a la cantina La Puerta Negra, donde atacaron a las personas que estaban en el interior y alrededores para luego huir.

La investigación establece que ninguna de las víctimas eran integrantes de la MS – 13, sin embargo si se comprobó que los asesinos pertenecen a la Pandilla 18.