SAN PEDRO SULA, CORTÉS. El autor de una masacre registrada en Chamelecón., fue declarado culpable ayer miércoles en la sala 1 del Tribunal de Sentencia de la zona norte de Honduras.

Se trata de Héctor Díaz Escobar, alias «El Colocho», responsable de cinco delitos y sus víctimas fueron Daniela Alejandra Martínez Rivera, de 5 años de edad, Helen Araceli Rivera Carías, de 42 años de edad, Delmi Rosaura Rivera Carías, de 38 años de edad, Carmen Valdiviezo, de 36 años de edad y David Edgardo Rivera Carías, de 31 años de edad.

Se conoció que la individualización de la pena será el próximo para 14 de febrero. Y según lo estipulado por el Código Procesal Penal, por cada uno de los crímenes, el imputado podría recibir de 20 a 30 años de prisión.

LOS HECHOS

En septiembre del 2013, las cinco personas fueron tiroteadas en el interior de una vivienda donde funcionaba el Kínder “Mi Segundo Hogar”. Esto, en una colonia de Chamelecón de San Pedro Sula.

En ese momento, un grupo de pandilleros entre ellos Díaz Escobar, ingresó a la casa y preguntó por David Edgardo, a quien al sólo encontrarlo le dispararon. Posteriormente los matones se dirigieron a los cuartos donde asesinaron a las demás personas, entre ellas una niña de 5 años, quien quedó en uno de los cuartos junto a su madre. Otros niños que estaban en la casa se salvaron de morir. Esto, porque se escondieron cuando los pandilleros disparaban contra sus familiares.

Lea también: 134 años de cárcel para expolicía por masacre en La Ceiba

Según las investigaciones, Díaz Escobar y otros integrantes de la pandilla 18 fueron los que participaron en el ataque. A las otras personas que estaban asociadas en el mismo caso también las condenaron por almacenamiento de armas prohibidas.

Imagen del kinder donde se registró la matanza en octubre del año 2013

EN OCTUBRE DEL 2015

Un tribunal con jurisdicción nacional declaró culpable tambíén a José Johan Maradiaga Aguiluz. Esto, por la masacre de cinco personas ocurrida en octubre, dentro del kínder «Mi Segundo Hogar» de Chamelecón.

En el fallo los jueces determinaron que había suficientes pruebas como testigos protegidos presentados en juicio que identificaron José Johan Maradiaga Aguiluz. Lo anterior, como uno de los sujetos que disparó en contra de las víctimas.

La fiscalía en el mismo juicio tenía como imputados de asesinato a Keybi David Meza Cálix, Elsa Leticia Veliz Maldonado.  Asimismo, a Lester Guillermo Benítez Aguilar. Pero los declararon culpables por almacenamiento de armas prohibidas y asociación ilícita.