CONADEH exige al Gobierno garantizar la seguridad de privados de libertad

220
CONADEH
Roberto Herrera Cáceres se pronunció luego de lo sucedido en el Centro Penal de Copán.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Tras la reyerta en la cárcel de Copán, el Comisionado Nacional de Derechos Humanos (CONADEH), condenó «el alto grado de inseguridad»  que se vive dentro de los centros penales hondureños, los seis muertos y decenas de heridos en menos de 45 días lo confirman.

A través de un comunicado, el ombudsman Roberto Herrera Cáceres, lamentó los recurrentes actos de violencia dentro de las cárceles. Detalló que los derechos humanos de los privados de libertad «no se garantizan adecuadamente».

«El Estado tiene que actuar siempre para proteger la seguridad de las personas que están privadas de su libertad, especialmente en los centros de alta seguridad en los que también se han estado manifestando problemas», dijo.

En ese orden de ideas, mencionó que solo entre junio y julio, tres hechos violentos dejaron seis muertos. Asimismo, como consecuencia decenas de personas quedaron lesionadas.

Lea también: Motín en centro penal de Santa Rosa de Copán provoca la muerte de un recluso

Los últimos tres incidentes

En la misiva emitida por el CONADEH, se recordó que el 12 de junio, 3 personas murieron en la Penitenciaria Nacional de Támara. Los decesos los provocó un enfrentamiento entre «paisas» contra integrantes de la Mara Salvatrucha (MS-13).

Siguiendo con su recordatorio, el órgano estatal relató que el 30 de junio, en la cárcel de «máxima seguridad» de Ilama conocida como «El Pozo», dos reos perdieron la vida «por causas desconocidas».

Las víctimas de ese incidente, fueron identificadas como Duanys Vásquez Espinal (19) y Junior Daniel Membreño (23). Cabe recordar que en los medios de comunicación trascendió que ambos murieron «supuestamente» asfixiados por gases lacrimógenos.

Del mismo modo, el último incidente cuestionado fue el del Centro Penal de Copán. Esta cárcel con la capacidad para 350 personas, pero que en la actualidad tiene una sobre población alojando a unos 782 internos.

«Se estima que al 2019, la población penitenciaria supera los 21 mil privados de libertad en todos los centros penales del país», detallaron.