Con recurso legal, azucareros de Honduras ocultan oligopolio desde 2006

983
Robert Vinelli, presidente de la Central de Ingenios S.A. (CISA), se refugia en su silencio mientras las pruebas de las prácticas oligopólicas continúan saliendo a luz.

El sector azucarero sigue operando sin competencia y sus prácticas tipo cártel aún prevalecen al momento de establecer los precios de este insustituible producto que forma parte de la alimentación de los hondureños.

Así lo refleja una nueva investigación de TIEMPO TV que escarba en la, hasta ahora, intocable industria compuesta por seis ingenios que a su vez están arropados legalmente por la Asociación de Productores de Azúcar de Honduras (APAH).

En la primera serie de investigación de TIEMPO TV no solo salió a luz una millonaria multa en 2010, también expuso que había irrespeto a la libre competencia, acaparamiento del mercado y ajuste de precios a su antojo.

Lea la primera parte – La intocable industria del azúcar de Honduras: CISA actúa e impone precios como un oligopolio

Las cartas quedaron sobre la mesa luego de confirmar por la voz de bodegueros locales un alza al precio del azúcar, pero bajo parámetros que evidencian, nuevamente, una operación oligopólica.

Como se informó, la sospecha de las prácticas oligopólicas del sector azucarero surgieron  en 2008, el 5 de enero la Comisión para la Defensa y Promoción de la Competencia (CDPC) inició investigación y estableció que seis de los siete ingenios incurrieron en el delito entre 2006-2008; en ese período se registraron dos aumentos al azúcar.

Los azucareros fijaron «precios, tarifas o descuentos», consignó la RESOLUCIÓN NÚMERO 023-CDPC-2010-AÑO-V. Ante ello, la CDPC impuso multas a los siguientes ingenios:

  • Azucarera Tres Valles S.A., ubicada en Cantarranas, Francisco Morazán.
  • Compañía Azucarera Hondureña S.A., ubicada en Villanueva, Cortés.
  • Azucarera La Grecia S.A., ubicada en Marcovia, Choluteca.
  • Compañía Azucarera SER Chumbagua, ubicada en San Marcos, Santa Bárbara.
  • Azucarera Choluteca S.A., ubicada en Marcovia, Choluteca.
  • Azucarera Yojoa S.A., ubicada en Río Lindo, Cortés.

Ha pasado ya casi una década desde esa sanción que buscaba terminar con las prácticas oligopólicas de los azucareros. Pero ahora, en este nuevo trabajo periodístico, TIEMPO TV, descubre que ni la resolución ni la multa de 2010 han sido ejecutadas por los ingenios.

Durante la primera serie y luego de quedar evidenciado las marcas de una práctica oligopólica en el último alza al precio del azúcar, TIEMPO TV se preguntó: ¿por qué los entes encargados de fizcalizar la libre competencia y proteger a los consumidores no se habían pronunciado?

En consecuencia, se contactó a la Comisión de la Competencia el pasado 22 de agosto y se le envió un cuestionario con 15 preguntas. Pero no fue hasta el 18 de septiembre que las interrogantes se adjuntaron a una solicitud en el portal del Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP).

Dania Romero, vocera de la CDPC, respondió a la solicitud el miércoles 9 de octubre.

«Si bien es cierto que la sanción impuesta por la Comisión en el mercado del azúcar fue ratificada a nivel administrativo, a la fecha, aún no se ha terminado de dilucidar en la etapa judicial; actualmente se encuentra por resolverse la última etapa procesal, es decir, casación», reveló la CDPC al responder a TIEMPO TV.

La respuesta de la CDPC se obtuvo al consultarles si dieron seguimiento a la resolución que le aplicaron a la industria azucarera.

En el mismo documento, la comisión reconoce que están facultados para darle continuidad a casos ya sancionados por irrespetar la competencia y, si hay reincidencia, pueden imponerse multas de hasta el doble de la original.

Aunque, ¿de qué serviría una nueva sanción?, si la impuesta en 2010 se ratificó solamente a nivel administrativo y casi una década después, la Comisión de la Competencia sigue esperando la resolución judicial. ¡Un expediente engavetado por diez años!

En el documento establecen que el proceso de 2010 fue contra el segmento primario de la producción: los ingenios, no contra la comercializadora CISA; la cual fue creada por los azucareros para ser la única distribuidora del azúcar a nivel nacional y haga llegar el producto al consumidor final.

En otra de las respuestas, la CDPC admite que CISA estandariza los costos de venta del producto de acuerdo a unidad de medida, marca, tipo e industria. «Garantiza un solo precio a los consumidores hasta donde ellos tienen el control, sin importar el lugar de destino».

Sin embargo, apuntan que si hubo una igualación de precios el mismo día, en esta decisión tuvieron que estar involucrados los directivos de los ingenios; una conducta que iría contra la razón de ser CISA, como única habilitada para decidir en los costos.

Libre importación de azúcar

Por otra parte, la CDPC dejó claro que se han pronunciado en reiteradas ocasiones sobre la necesidad de la libre importación de azúcar que, por convenios centroamericanos, en la actualidad es prohibida entre los países de la región.