Con L60 por voto, la deuda política será más de L200 millones

1057
Deuda
En las elecciones generales de 2017, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) pagó, entre los 10 partidos participantes, L191 millones por concepto de deuda política.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. La deuda política dejará un impacto de más de L200 millones en las finanzas públicas, estimó el Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (FOSDEH).

En ese sentido, el economista Ismael Zepeda dijo que «Los partidos políticos, entre sus consensos y negociaciones, lo que siempre buscan es concretar sus intereses particulares y no así el bienestar de la población». 

Seguidamente, el experto cuestionó que los partidos políticos, en la mayoría de los casos, no explican en qué se gastaron dichos fondos. Dicha información, no se detalla en sus portales de transparencia. 

Por otra parte, indicó que si se paga L60 por voto, como lo pretenden algunos partidos políticos, la deuda política será de L200 millones. Es preciso mencionar que en las últimas elecciones se pagó L35 por voto.  

Lea también: CNE pide elecciones con voto electrónico en al menos 20 ciudades

Actual Ley Electoral establece que cada voto vale L20

La Ley Electoral vigente establece que cada voto cuesta L20. Pero con la nueva normativa pasaría a costar L60, lo que significa un aumento del 200 %. 

Por poner un ejemplo, si un partido político obtiene un millón votos, obtendrá L60 millones, o sea, recibiría el doble de lo que antes recibía.  

Finalmente, para recordar, solo en las elecciones generales de 2017, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) pagó, entre los 10 partidos participantes, L191 millones por concepto de deuda política. 

¿Incrementará la deuda política? Arístides Mejía asegura que no está definido

La deuda política de Honduras sufriría un considerable incremento, así trascendió luego de conocerse el dictamen de la nueva Ley Electoral, pero Arístides Mejía, asegura que no está definido todavía. 

Mejía es asesor técnico de la Comisión Especial que dictamina la normativa del Consejo Nacional Electoral (CNE) y, luego de que un diario capitalino publicara que el Estado pasaría de pagar L20 a L60 a los partidos políticos por cada voto, lo desmintió. 

En ese sentido manifestó que el costo del voto «todavía no está definido» y que, él, personalmente, se opondría a un incremento de los costos en materia política. 

Asimismo, el expresidente del desaparecido Tribunal Supremo Electoral (TSE) expresó que Honduras actualmente necesita destinar todos sus recursos en la atención del tema prioritario que es la propagación de la COVID-19. 

Por lo cual considera necesario que el Gobierno reduzca gastos. Mejía cuestionó los L50 mil millones que se pierden en corrupción y los fallidos desembolsos por el mal manejo de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) que «son mucho más costosos» que «cualquier gasto electoral».