Con droga y portando chalecos policiales caen dos supuestos mareros

852
Mareros
Dos supuestos criminales aprehendió FNAMP la mañana de este lunes en San José, El Paraíso. Portaban chalecos policiales al momento de la detención.

EL PARAÍSO, HONDURAS. Un par de supuestos miembros activos de la Mara Salvatrucha (MS-13) fueron aprehendidos la mañana de este domingo en la comunidad de San José, departamento de El Paraíso, zona oriental de Honduras.

La Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (FNAMP) desarrolló la operación, que dejó bajo las órdenes de la justicia a Erick Darío Morales Quintero de 24 años. Según el reporte policial, su alias en la organización criminal es «La Bestia».

Junto a él, se detuvo a Léster Joel Sauceda, alias «Johao», de 27 años. A ambos supuestos mareros se les atribuye la autoría material de distribución de drogas, extorsión y sicariato.

Al momento de la captura, FNAMP les decomisó dos chalecos antibalas de uso exclusivo de la Policía Nacional. Se les encontró de manera flagrante utilizando esa protección. A su vez, se les confiscó un arma tipo nueve milímetros con su respectivo cargador y municiones.

También se les despojó de un pasamontañas, dos teléfonos celulares y 14 mil lempiras en efectivo, los cuales, según FNAMP, tendrían origen ilícito. Además, portaban ocho paquetes de supuesta marihuana y 20 envoltorios de supuesta cocaína.

De igual interés: Comayagüela: capturan agente de la FNAMP tras disparar a varias personas

Historial Delictivo

«Johao», en base con los registros policiales, estuvo detenido en dos ocasiones previas. La primera vez fue por la acusación de tráfico de drogas, y la segunda por asesinato. Por un motivo que no se especificó, quedó libre un año después de su reclusión.

Además, el cuerpo de seguridad presume que participó en un homicidio múltiple (masacre) que se registró en 2018 en Danlí.

Migración criminal

El portavoz de FNAMP, Mario Fu, comunicó que un flagelo particular está bajo vigilancia en El Paraíso. Según desveló, miembros de las estructuras criminales (pandillas) están migrando desde las áreas urbanas a las rurales.

El propósito de los mareros, señaló, es generar incidencia criminal bajo la creencia de que, en las afueras, no serán perseguidos por los entes de justicia.

Fu también apuntó que, pese a los despliegues operacionales de FNAMP, dependen de las denuncias de la población para capturar a los pandilleros. Es importante recordar que las mismas se pueden efectuar en las líneas 143 y 911.


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información sobre el COVID-19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: bit.ly/whatsapptiempo.