Con caña de azúcar resolverán crisis alimentaria del ganado

623

TEGUCIGALPA- Crisis alimentaria del ganado. Ante los efectos negativos que genera la sequía en la producción de leche a nivel nacional las autoridades de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG) anunciaron hoy que harán gestiones en los ingenios azucareros para que los ganaderos puedan utilizar la caña que no tuvo crecimiento para alimentar al ganado.

El objetivo es mitigar con la caña de azúcar el efecto climatológico en la producción agrícola y en especial de la ganadería.

Así lo manifestó el ministro de la SAG Jacobo Paz, quien informó que han estado en pláticas permanentes con la dirigencia de la Federación Nacional de Ganaderos de Honduras (Fenagh), y otros sectores para trabajar de cerca.

Entre las opciones que se han identificado para combatir la crisis  es apoyar a los ganaderos a través de la alimentación con pasto de corte, heno y caña de azúcar, en tanto que para la zona sur podrían ser beneficiados con la caña de azúcar que por la falta de lluvia no creció adecuadamente y que no será de utilidad en los ingenios que operan en la zona.

El funcionario manifestó que con esta caña perfectamente puede cortarse y ser utilizado para la alimentación de ganado en tanto, que a la SAG solo le quedaría realizar las jornadas de capacitación  las gestiones necesarias para que los productores puedan acceder a esta caña que no se utilizará en los ingenios.

La presidenta de la Cámara de la Leche de Honduras Anabel Gallardo en informó hoy que la sequía ha provocado que los ganaderos dejen de producir hasta 800 mil litros de leche diarios por falta de agua, pasto verde, y comida ensilada.

El déficit de este líquido vital en la dieta de los hondureños representa hasta un 40% de la producción a nivel nacional lo que genera inestabilidad en el rubro y especulación de precios en la leche y sus derivados.

El costo promedio de este problema oscila hasta en 5 millones de lempiras que dejan de percibir los productores tanto industriales que artesanales.

“Nosotros tenemos una reducción del 40% que vendría a ser unos 800 mil litros diarios que no se producen y si lo pasamos a números se puede hablar hasta de 5 millones diarios que los productores dejan de percibir”, finalizó.