Según comunidad LGTBI, narcos y asesinos son más valorados que ellos

400
Comunidad LGTBI
Pastor Alberto Solórzano y Erick Vidal Martínez, miembro LGTBI.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Para Erick Vidal Martínez, miembro de la comunidad Lésbica, Gay, Bisexual, Transexual e Intersexual (LGTBI) en Honduras, tiene más valor un «narco» o asesino que la dignidad de sus miembros.

Las declaraciones surgieron luego de conocer esta mañana la posición de sectores religiosos que se oponen al matrimonio igualitario.

En ese sentido, manifestó que «la espiritualidad en el marco legal no tienen nada que ver; por lo que la injerencia de la iglesia no es permitida».

Asimismo, el miembro LGTBI es de la opinión que para los sectores religiosos, el tema  «puede ser una agenda»; sin embargo, «para nosotros es el derecho a la igualdad de condiciones».

Lea también: Honduras: matrimonio entre personas del mismo sexo podría ser realidad

Discrepancia

Posiciones en discrepancia ha generado el recurso admitido ayer por la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que permitiría desvanecer la prohibición de matrimonio entre personas del mismo sexo.

Conforme a lo establecido en la Constitución de la República en su artículo número 112, “se reconoce el derecho del hombre y de la mujer a contraer matrimonio, así como la igualdad jurídica de los cónyuges”.

Sin embargo, lo admitido ayer en uno de los poderes del Estado abriría una brecha para que la vigente normativa sufra una modificación.

Esto representa un avance para la (LGTBI), quienes además de luchar para que se les reconozca con otra identidad, ajena a la que está asentada en el Registro Nacional de las Persona, solicitan la permisión de un matrimonio entre personas del mismo sexo.

Sobre ello, hay sectores que están en contra de ello. Es el caso de la Confraternidad Evangélica.

Postura de la Confraternidad Evangélica está enfocada en “lo que Dios piensa”

De acuerdo a la postura de la Confraternidad Evangélica, el matrimonio entre personas del mismo sexo no debería ser permitido en Honduras.

Es por ello que se mostraron preocupados por el avance a favor de la comunidad LGTBI.

“Esto nos pone en alerta para tener que movernos y poder expresar nuestro sentir; el país no puede ir avanzando en imitar lo que se ha hecho en otras naciones”, expresó el Pastor Alberto Solórzano.

Adicional a ello, lamentó la decisión de la Sala de lo Constitucional, al tiempo que anunció que se acercarán hasta las instancias competentes.

Sobre la postura de la organización, Solórzano aseguró que no se trata de “un capricho personal, ni una postura radical”. Sino más bien, “enfocamos lo que Dios piensa respecto a estos temas y lo que está contenido en la biblia con mucha claridad”, concluyó.

Sin aprobación

Es oportuno recordar que el año pasado se emitieron dos recursos de inconstitucionalidad con respecto al matrimonio igualitario y el cambio de identidad para las personas transgénero.

Denegaron unos de los recursos ya que no cumplía los requisitos. No obstante la Sala Constitucional permitió hacer subsanaciones y se volvió a  presentar en enero de este año.

Cabe aclarar que lo admitido ayer en la CSJ, no significa que el matrimonio igualitario haya sido aprobado. Sin embargo, es parte de un requisito para avanzar en la lucha trazada por este sector del país.