Comunidad Lenca exige detener acoso judicial y policial en su contra

256
Comunidad Indígena Lenca
Los miembros de de esta comunidad indígena se ha apostado desde hace varios días en la sede de la Embajada de China Taiwán.

TEGUCIGALPA-HONDURAS. Que se detenga el acoso judicial y policial en su contra exigen miembros de la Comunidad Indígena Lenca Tierras del Padre apostados desde hace varios días en la sede de la embajada de Taiwán en Tegucigalpa.

Danilo Cerrato, miembro de esta comunidad, explicó que desde el pasado 18 de marzo, nueve miembros del Consejo Indígena tomaron la determinación de buscar asilo político en la embajada de China Taiwán, en Honduras. Lo anterior, con el fin de denunciar ante la comunidad nacional e internacional la grave situación que enfrentan.

Cerrato manifestó que ante la indiferencia por parte del Estado y la no garantía a su derecho a la tierra y a tener un lugar donde vivir, decidieron buscar protección en la embajada. Además, ellos exigen que se detenga el acoso judicial y policial en su contra.

El representante indígena, indicó que desde hace diez años han sido objeto de hostigamiento por personas que quieren apropiarse de sus tierras, para lo cual utilizan instituciones del Estado para perseguirlos judicialmente en los juzgados. Incluso, afergó que usan a la Policía Nacional para amedrentarlos.

En tal sentido, Cerrato expuso que los miembros de la Comunidad Indígena Lenca esperan que a sus miembros apostados en las cercanías de la sede diplomática, no se les violenten sus derechos humanos.

Nota relacionada: OACNUDH condena muerte de líderes indígenas y pide investigar caso

Cabe señalar que los miembros de dicha comunidad indígena se mostraron satisfechos por la anuencia del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, de servir como enlace con representantes de otras instituciones del Estado para buscarle solución al problema que actualmente los afecta.

Personas han llegado a la embajada de Taiwán a maltratarlos

Asimismo, denunció que han llegado personas al lugar para maltratarlos con frases despectivas o peyorativas. También señaló que han querido sacarlos por la fuerza de ese lugar.

De ese modo, confirmó que el Ombudsman hondureño está  dispuesto a servirles de enlace con cualquier institución gubernamental.

“Son al menos 90 familias, que han vivido de manera ininterrumpida por generaciones manteniendo posesión de sus tierras. Apelamos a que la comunidad internacional tome cartas en el asunto. Honduras es suscriptor del Convenio 169 de la OIT sobre pueblos indígenas. Queremos que se respete y se garantice la permanencia. Somos poseedores ancestrales la tierra”, afirmó el compareciente.

Igualmente, Cerrato exigió al Estado de Honduras poner cartas en el asunto para que investiguen sus denuncias. Exhortó a la MACCIH y UFECIC a que investiguen quienes son los dueños de 551 manzanas de tierra ubicadas en San Buena Ventura. Asimismo, en Santa Ana y el Distrito Central.

Cabe señalar que la Comunidad Indígena Lenca se localiza al sur de Tegucigalpa, específicamente en el Cerro de Hula.