TEGUCIGALPA-HONDURAS. Como un robo descargado califican importadores de vehículos la nueva disposición adoptada por el Instituto de la Propiedad (IP) de aumentarle más de 600 lempiras a los procesos de toma de huella de motor y entrega de placas vehículares.

La medida adoptada por el IP ha generado malestar entre los importadores de vehículos. Eso, porque dichos procesos de costar 100 lempiras pasarán a valer unos 28 dólares. La cantidad convertida, representa unos 767 lempiras.

Cabe indicar que el IP autoriza a la Oficina de Registro Periférico de Servicios Consolidados de Honduras a brindar el servicio de registro vehícular. Así como también para la entrega de placas. Lo anterior, lo realizará a partir del 19 de Marzo de 2018.

A criterio de los importadores esa medida les genera un cobro exagerado, lo cual vulnera sus servicios de operación.

“Se nos acaba de notificar el costo de la huella de motor vista por el Instituto de la Propiedad. Eso ahora tendrá un costo de 28 dólares más impuesto. Aproximadamente 767 lempiras, que se verán reflejados en la factura de parqueo”, aseguraron los importadores.

“Como verán es un duro golpe más en la factura de gastos de predio. Es un robo descarado, porque las personas que realizaban las huellas solo cobraban 100 lempiras”, afirmaron.

Lea también: A inicios del 2019 se implementará tercera placa vehicular en Honduras

“Como comprenderán es un costo exagerado, ya que será pagado directamente en la factura de parqueo”, remarcaron.

En ese sentido, los comerciantes aseveraron que la nueva orden del IP afecta a todos los que importan autos.

“Este es el momento, necesitamos ser unidos y no aceptar ese cobro por parte del IP”, pidieron los importadores.

Asimismo, los importadores consideran que el trámite para asignar placas hará más lento el proceso de entrega de los vehículos en la aduana. Eso provocará que los carros tengan que estar más tiempo en el estacionamiento aduanero y que el cobro por estar allí sea mayor.

Además, los dueños de vehículos que residan en otro punto de Honduras, deberán emitir una carta poder. Eso para que un tramitador o agente aduanero realice todo el proceso de entrada del vehículo. Lo anterior, generará un costo que andará entre los 1,500 lempiras.

Convenio de cooperación interinstitucional

El IP emitió en las últimas horas un comunicado notificando la medida. Según informa el IP, esa disposición fue aprobada en el marco del Convenio de Cooperación Interinstitucional. Dicho convenio está suscrito entre el IP, y La Comisión Presidencial de Reforma Integral del Sistema Aduanero y Operadores de Comercio (COPRISAO).

En ese sentido, el IP comunicó lo siguiente: “A partir del 26 de marzo del 2018, se iniciara con el proceso de registro vehicular y entrega de placas. Al mismo tiempo se realizará el proceso aduanero de nacionalización del vehículo. Una vez el vehículo es retirado de nuestras instalaciones, podrá circular libremente portando su boleta de revisión y sus placas”.