Cuida tu corazón: ¿sabes cómo medir el pulso y por qué debes hacerlo?

461
cómo medir el pulso
El pulso, además de medirse en la muñeca, se puede hacer en el cuello u otras partes del cuerpo.

En las películas solemos ver que cuando alguien se desmaya, lo primero que hacen es agarrar su muñeca y tomarle el pulso, ¿te has preguntado por qué y cómo se hace exactamente?

Medir el pulso es un procedimiento muy útil que nos permite conocer el ritmo de nuestro corazón. Se trata de una medida muy simple que nos aporta información básica sobre nuestro funcionamiento cardiovascular.

Lea también – Aceite de cáñamo: cuida tu piel, tu corazón y aporta a tu descanso

El pulso se refiere a una serie de pulsaciones que se pueden percibir en algunas partes del cuerpo. Se deben al movimiento de contracción y dilatación tanto del corazón como de las arterias.

El pulso se puede medir en diferentes partes del cuerpo. Sin embargo, es conveniente hacerlo en el cuello, ya que es la zona donde mejor se percibe.

Es sinónimo de frecuencia cardíaca y se expresa normalmente en latidos por minuto. Por ejemplo, si al medir el pulso de una persona, durante 60 segundos contamos 70 pulsaciones, significa que el corazón late 70 veces en un minuto.

Medir el pulso tiene multitud de utilidades, ya que nos avisa sobre el número de latidos de nuestro corazón por unidad de tiempo (normalmente, por minuto). Un pulso normal se encuentra entre 60 y 100 pulsaciones por minuto.

¿Cómo se aprende a medir el puso?

Para medir el pulso en condiciones normales, lo ideal es que estés tranquilo y relajado, sin haber hecho ejercicio previamente. Así podrás obtener tus pulsaciones en reposo.

En primer lugar, necesitas un cronómetro. Puedes utilizar un reloj o tu propio móvil para hacerlo. Una vez hayas conseguido todo esto, lo que debes hacer, resumidamente, es:

  • Coloca tus dedos índice y corazón bajo la barbilla, en el cuello. Debes presionar ligeramente en esa zona, hasta notar los latidos. Pero tampoco debes hacerlo demasiado fuerte, ya que podrías confundir el resultado.
  • Una vez que lo hayas encontrado, pon en marcha tu cronómetro y comienza a contar. Puedes hacerlo durante un minuto o durante 30 segundos. Si eliges esta última opción, debes multiplicar el total de latidos que hayas contado por dos.

Si el resultado está entre 60 y 100 pulsaciones en reposo, se encuentra dentro de los límites normales. Sin embargo, si los latidos se exceden o notas alguna irregularidad en el ritmo, lo ideal es que consultes a un médico cuanto antes.

Información verificada en blog «Mejor con Salud».


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0