22.3 C
San Pedro Sula
viernes, diciembre 3, 2021

Aprende a limpiar tus brochas de maquillaje correctamente

Debes leer

Redacción. Mantener limpia la piel de la cara es muy importante si quieres evitar los granitos y los puntos negros, sin embargo, no basta con lavarla todos los días y utilizar las mejores cremas faciales. Lavar las brochas con la que aplicas tu maquillaje también es parte de la higiene de la cara.

¿Sabías que no lavar las brochas y pinceles de maquillaje puede desencadenar un brote de acné o hasta una infección en la piel del rostro? ¿Y que una brocha sucia puede estropear tus cosméticos favoritos haciendo que dejen de pigmentar correctamente?

Por eso es muy importante que las laves frecuentemente. A continuación te contamos cómo lavarlas de forma correcta.

Lava en dirección al pelo

Lo más importante es lavar las bochas siempre en la dirección del pelo, es decir, que el agua vaya desde la base del pelo a la punta, intentando mojar lo menos posible el mango.

Ya que si lo haces en dirección contraria, el agua entrará dentro del pincel, y podría pudrir la madera del mango y estropear las fibras de pelo.

Nunca las coloques hacia arriba.

¡Déjalas secar!

Otro aspecto importante es el secado de las brochas. Es necesario que mantengas las brochas en posición horizontal, ya que de lo contrario el agua restante también podría entrar a través del mango.

Recuerda que dependiendo de la cantidad de pelo, puede tardar más tiempo en secarse.

Brochas de productos en polvo

Lavar las brochas que utilizas para aplicar productos en polvo como las sombras de ojos, polvo suelto o rubor, es más sencillo. Bastará con utilizar un poco de jabón en barra o champú normal.

Ten en cuenta que no tenga acondicionadores ni siliconas, para no dañar el pelo del pincel.

Lea además: Errores de maquillaje que suman años y debes evitar a toda costa

Brochas de productos grasos

Contrario a lo anterior, las brochas y pinceles que utilizamos para los productos en crema como el corrector o la base de maquillaje deben tener una limpieza específica.

Para eliminarlos por completo puedes utilizar aceite de oliva, que es un desmaquillante natural muy efectivo. Después lávalas con champú o jabón natural sin parabenos para quitar los restos de aceite.

Los productos que contienen más aceites, son más difíciles de quitar.

Apóyate de una herramienta

Si deseas asegurarte que tus brochas no quedarán con restos de maquillaje puedes apoyarte de alguna herramienta de limpieza. Existen plantillas de silicona con texturas. Se colocan en el lavabo bajo un chorro de agua tibia para facilitar el proceso de limpieza.

 

Estas son especialmente diseñadas para esta función.

Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0.

Más noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas Noticias