Comisión que dictamina proyectos de plebiscito pide opinión a CSJ

326

TEGUCIGALPA. La comisión especial multipartidaria nombrada para dictaminar las iniciativas de plebiscito presentadas ante la Cámara Legislativa, informó este miércoles que decidieron ampliar por siete días más el plazo de 15 días para emitir dictamen, en base a lo establecido por la ley de procedimiento administrativo.

En ese sentido, el secretario del Congreso Nacional y presidente de la comisión multipartidaria, Mario Alonso Pérez, explicó que acordaron solicitar a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) para que emita una opinión en un plazo de 72 horas y que indique si los fallos que se decretaron en relación a los recursos interpuestos contra artículos constitucionales que tienen que ver con la reelección, deben considerarse como el pronunciamiento de un poder constituido en relación al tema.

Agregó que si el Poder Judicial indica que en efecto ya es un pronunciamiento de un poder constituido sobre ese tema, no podría aprobarse ningún plebiscito, sin embargo, si la opinión es negativa entonces cabe la posibilidad de aprobarse en el pleno de la Cámara Legislativa.

El parlamentario detalló que hay tres iniciativas que coinciden en la parte sustancial, básicamente son lo mismo pero con distintas palabras que los diferencian y podría hacerse de las tres propuestas un solo proyecto.

Por su parte, la diputada representante en la comisión por el partido Libertad y Refundación (Libre), Alejandra Mancìa, indicó estar en desacuerdo de ampliar el plazo por siete días más, debido a que la Ley de Mecanismo de Participación Ciudadana establece que son 15 días los que le permite al Congreso Nacional para emitir un dictamen de los proyectos que se han presentado.

Por su lado, el representante del Partido Liberal, Hugo Ricardo Hernández, argumentó que es el momento para que el Poder Judicial pueda reivindicar los desaciertos si existen y al revisar las sentencia se darán cuenta de que violentaron la Carta Magna y que como partido político, van a compensar el daño que se le ha hecho al pueblo hondureño.