23.4 C
San Pedro Sula
viernes, agosto 19, 2022

Comienza auditoría en busca de empleados “fantasmas y paracas” en la ENEE

Debes leer

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Un proceso de auditoría a las planillas de empleados a nivel nacional en busca de empleados “fantasmas” y “paracaidistas”, inició este viernes en la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE).

En ese sentido, Miguel Aguilar, presidente del Sindicato de Trabajadores de la ENEE (STENEE), anticipó que ese proceso “reflejará las carencias” que tiene la estatal eléctrica en sus áreas de operación y mantenimiento.

Aguilar aseguró que el sindicato acompañará plenamente estas acciones.

Lea también: Honduras: recuperación financiera de la ENEE, principal reto en 2020

Irregularidades en listas de trabajadores

El dirigente también indicó que la revisión mostrará dónde se desempeñan las personas que aparecen en planillas “fantasmas” y que deberán “ser depuradas de forma inmediata”.

Sobre ese tema, el dirigente ya había revelado que dentro de la empresa hay personas con hasta tres empleos, situación que tildó de “inaceptable”.

Además, el líder sindical afirmó que hay empleados que se han sublevado y han quitado sus funciones a otros, por lo que deberán ser reubicados en dependencias donde haya una necesidad de personal.

Reorganización

El mandamás del sindicato adelantó lo que seguirá después de eliminar las planillas ficticias.

Explicó que seguirá una reorganización de todo el personal del servicio eléctrico en forma ordenada. Según su criterio, la reestructuracion iniciará desde los empleados de generación y transmisión y terminará con el área de distribución.

No obstante, recordó que, aunque está de acuerdo con el proceso, siempre pondrá primero su rol como defensor de los derechos de los trabajadores.

“Nuestro papel es defender los derechos de los trabajadores, aunque las autoridades de la intervención han aclarado que no vienen con la intención de ejecutar despidos masivos”, aseveró.

Otra de las medidas que será consecuencia de este proceso es que ahora todos los empleados de la estatal deberán marcar su llegada y salida del trabajo con una tarjeta. “Hasta los jefes deberán cumplir, antes no lo hacían. Antes había una excepción en el reglamento”, reveló Aguilar.

Aguilar concluyó su participación desvelando que la empresa paga más de 30 millones de lempiras en salarios pero nunca ha tenido una política de empleo.

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido