comerciante raptado en Cofradía
Imagen de referencia.

COFRADÍA, CORTÉS. Un comerciante fue rescatado en las últimas horas luego que varios pandilleros lo raptaran y lo mantuvieran cautivo en la colonia Victoria, zona norte del país.

Información preliminar indica que el afectado se conducía en su automóvil tipo pick up ayer jueves a eso de las 7:00 am junto a su hijo menor. Lo anterior, con destino a la región del occidente del país.

Según se dio a conocer, el hombre iba por la colonia Brisas del Valle cuando se le explotó una llanta trasera del carro. Por lo que se vio obligado a acudir a una llantera en la referida colonia.

Fue en ese momento cuando un grupo de antisociales lo interceptó. Seguidamente, se lo llevó para un solar baldío y lo golpearon, mientras que se hijo quedó en el lugar. También lo amenazaron que si no les daba dinero no lo iban a dejar ir, que tampoco querían que la Policía se enterara de lo sucedido.

Lea también: SPS: Caen tres sujetos durante rapto de una licenciada

HORAS DE PREOCUPACIÓN POR COMERCIANTE RAPTADO EN COFRADÍA

Parientes del hombre denunciaron a través del Sistema Nacional de Emergencias del 911 que no sabían nada de él. Por lo que e inmediato inició su intensa búsqueda. Al paso de varias horas, la Policíaa halló el carro del comerciante en la llantera. Lo anterior, en definitiva facilitó su ubicación.

Luego que los uniformados encontraran el lugar, procedieron a encerrar a los captores, quienes miraron que no había punto de escape y mejor lo dejaron en libertad en una calle solitaria de la Colonia de Enero, siempre en la misma zona.


ANTECEDENTE

En octubre de este 2018, Johny Roldán Esquivel Peralta (41), un comerciante, dueño de taxis y casas de empeños, fue asesinado a tiros en la tarde en San Pedro Sula, zona norte de Honduras.

El hecho se registró en la colonia Aurora de la capital industrial del país. Se informó que una ambulancia llegó al lugar para intentar asistirlo; pero no lo trasladó porque los paramédicos determinaron que ya estaba muerto.

La víctima llegó a su edificio en construcción, de dos plantas, abrió el portón sin percatarse de que era vigilado por sicarios que subieron una planta. Además, lo golpearon y posteriormente le dispararon.

Los familiares de la víctima indicaron que a Esquivel Peralta le robaron la pistola y la cartera. La Policía afirmó, que según testigos, los sicarios huyeron en un taxi, con registro 2363, Pontiac. Esto, por la 12 avenida, seis calle, de la colonia antes mencionada.

Esquivel Peralta había llegado en su vehículo negro a dejar un material; es decir, para que los albañiles continuaran con la obra que él les había encomendado.