25.1 C
San Pedro Sula
jueves, septiembre 29, 2022

Combatir la corrupción en Honduras, incluido en el plan de gobierno de Biden

Debes leer

REDACCIÓN.- Combate a la corrupción en países centroamericanos, del que no se exceptúa Honduras, es parte del nuevo plan que el ahora electo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, priorizará en su mandato.

Información oficial apunta a que el nuevo mandatario pretende crear una nueva oficina como parte de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos. Desde allí se investigarán actos de corrupción en El Salvador, Honduras y Guatemala.

En ese sentido, la OFAC para Centroamérica podrá revocar visas y congelar los activos de personas que se rijan por la corrupción en los países del Triángulo Norte. La estrategia se llevará a cabo a través del “Plan de Biden para fortalecer la seguridad y la prosperidad en colaboración con los pueblos de Centroamérica”, según cita su sitio web.

Es oportuno mencionar que Biden, cuando fungió como vicepresidente de EE.UU. durante la administración de Barack Obama, impulsó el programa de la Alianza para la Prosperidad para las naciones del Triángulo Norte. Ahora, pretende darle continuidad a esa desaparecida iniciativa.

Lea también: “Tony” Blinken, mano derecha de Biden, promete ayudar a refugiados de Honduras

¿Qué incluye el plan de Biden?

Además del combate a la corrupción, Biden también realizó la promesa de desmantelar las políticas contra la migración que impulsó Donald Trump. Esto incluye una reforma migratoria que permitirá dar la ciudadanía a 11 millones de inmigrantes indocumentados.

El citado plan que Biden ejecutará junto a su vicepresidenta, Kamala Harris, señala que Estados Unidos debe impulsar la prosperidad y reforzar la seguridad en Centroamérica.

Un estudio que realizó Advisors, una firma de consultoría que asesora a la revista Fortune 500, destaca que Biden ha sido un luchador anticorrupción desde hace tiempo. Y, por lo tanto, tratará “la lucha contra la corrupción en el Triángulo Norte como una prioridad principal por medio del revocamiento de visas y congelamiento de activos a los corruptos de Guatemala, El Salvador y Honduras”.

Roberto Argüello y Carlos Iván AIzpurua, presidente y vicepresidente, respectivamente, de Advisors, citan que el plan de Biden incluye incrementar la presencia de los agregados de los departamentos de Justicia (Fiscalía) y el Tesoro en las embajadas estadounidenses en la región. Lo anterior, para reforzar la lucha contra el crimen organizado y las actividades ilegales.

Además, se busca fortalecer los Ministerios Públicos de Honduras, Guatemala y El Salvador, priorizando fondos para capacitar fiscales en procedimientos anticorrupción especializados.

Así también, la creación de una comisión regional para combatir dicho flagelo, construir instituciones nacionales sólidas y asistir a los fiscales nacionales.

El plan Biden busca el apoyo de las Organizaciones de las Naciones Unidas (ONU), de Estados Americanos (OEA) y la de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), que ya tienen experiencia en los casos.

Reducción en la pobreza

La pobreza, uno de los mayores problemas en Centroamérica; será prioridad para el presidente estadounidense a través de la inversión en el desarrollo económico y potencial de las personas.

De acuerdo con los representantes de Advisors, Trump no entendió que la asistencia al desarrollo que ofrece Estados Unidos es una inversión vital para el desarrollo de la región, pero también lo es para la seguridad estadounidense.

Sin embargo, el plan Biden dará prioridad al desarrollo del capital humano con programas de capacitación y otorgar más becas para que estudiantes de la región estudien en los Estados Unidos.

Incluso, ejecutarán inversiones que permitan el reintegro de los migrantes deportados. Esto con la intención de evitar que los indocumentados intenten regresar a suelo norteamericano.

Economía

Con el incremento de los ingresos fiscales, los gobiernos del Triángulo Norte pueden invertir más de sus propios dineros para “combatir la inseguridad y fortalecer el desarrollo económico“, citaron Argüello y AIzpurua.

También se destaca que las economías de la región solo crecerán con la atracción de inversión privada, tanto extranjera como de sus connacionales.

La inversión privada, se promoverá en la administración de Biden con la intención de generar estabilidad económica y generación de empleo.

También, se prevé reducir los obstáculos a la inversión privada al priorizar el fortalecimiento del Estado de Derecho. Asimismo, mejorar la competitividad del Triángulo Norte mediante la modernización de las aduanas.

Sumado a ello, el estudio de Advisors destaca que, el nuevo presidente, reforzará las microfinanzas y la banca financiera inclusiva en Centroamérica. Se dará prioridad a programas que empoderen a las mujeres.

A nivel regional se desarrollarán esfuerzos regionales para elaborar una estrategia para abordar la crisis climática. Se promoverá transacciones a energías limpias.

Finalmente, pero no menos importante, el plan de Biden incluye la modernización de las redes eléctricas, puertos y carreteras del Triángulo Norte. Esto, para que las empresas puedan competir a nivel mundial. En ese sentido buscarán duplicar la capacidad del Sistema de Interconexión Eléctrica de los Países de América Central (SIEPAC).

Sobre ese proyecto, se conoció que EE.UU. hará una inversión de 4 mil millones de dólares, sin embargo, los países de la región deberán aportar cantidades sustanciales de recursos.

Es oportuno mencionar que Joe Biden asumirá silla presidencial el 20 de enero de 2021.


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido