SAN PEDRO SULA. En horas de la tarde, un equipo de la Empresa Nacional De Energía Eléctrica (ENEE) se trasladó a colocar postes temporales de fluido eléctrico en la colonia Santa Isabel de SPS, zona norte de Honduras.

Cabe recordar que hoy en horas de la madrugada, supuestos vándalos derribaron las torres de alta tensión con acetileno. El propósito de la instalación es para evitar apagones en las zonas que han sido afectadas por el hecho.

El sabotaje fue a la torre de las líneas L526 y L527 que suministran de energía una parte de San Pedro Sula y Choloma, Cortés.

Los postes de energía eléctrica se colocarán momentáneamente en el sector de la Santa Isabel, zona donde ocurrió la destrucción. De igual modo, las pérdidas de oscilan entre 10 y 15 millones de lempiras por cada uno de los incidentes registrados en diferentes torres a nivel nacional.

El tiempo que tardará para volver a la normalidad el fluido eléctrico, será de aproximadamente dos meses. Según comentaron agentes de la ENEE, hay nueve torres de alta tensión saboteadas en los últimos cuatro meses.

"<yoastmark

Estas pérdidas, además de ser para la ENEE, también lo son para el Estado hondureño; el monto ascendería a unos Lps. 100 mil. Asimismo, la estatal realiza reparaciones del fluido eléctrico a nivel nacional.

Trancazo a la energía eléctrica

A finales de año pasado, el presidente de la Comisión Reguladora de Energía Eléctrica (CREE), Óscar Gross, anunció el incremento a las tarifas de energía eléctrica para los primeros meses del 2018.

La ley establece que cada tres meses se revisan las tarifas a cobrarse por el servicio con el fin de determinar el aumento o reducciones, según sea el caso. De igual forma, para el próximo mes de marzo se hará de nuevo la revisión de la tarifa.

Las torres de las líneas L526 y L527 suministran energía a una parte de San Pedro Sula y Choloma.