El COI moderniza su programa con cinco nuevos deportes en Tokio 2020

379

El Comité Olímpico Internacional (COI) dio un fuerte impulso modernizador a su programa al ratificar la incorporación en Tokio 2020 de cinco nuevos deportes de gran popularidad en Japón y arraigo entre la juventud: béisbol/sóftbol, surf, escalada, skateaboard y karate.

La asamblea general del organismo en Río de Janeiro, donde el viernes comienzan los Juegos Olímpicos, cumplió así con la formalidad y ratificó por unanimidad la propuesta que su comité ejecutivo había realizado el 1 de junio en Lausana.

La medida, adoptada a propuesta de Tokio 2020 y vigente en principio sólo durante esa cita olímpica, supone un nuevo paso en el proceso de transformación que está realizando el COI tanto en los Juegos de verano como de invierno.

«Queremos llevar al deporte a los jóvenes. Con todas las opciones que tienen los jóvenes, no podemos esperar que vengan automáticamente hacia nosotros. Debemos ir por ellos», argumentó Thomas Bach, el presidente del COI.

«La balanceada propuesta de Tokio 2020 cumple con los objetivos de la Agenda 2020. Tomados en conjunto, los cinco deportes ofrecen una combinación innovadora de modalidades que atraen a la juventud y son populares en Japón», afirmó el alemán.

El australiano John Coates, vicepresidente del COI, no dudó en vaticinar que los de Tokio serán «los Juegos más innovadores de la historia».

En el caso del béisbol masculino y de su variante femenina del sóftbol, se tratará de su regreso al programa olímpico tras una breve salida. El sóftbol se disputó entre 1996 y 2008, mientras que el béisbol se incluyó cuatro años antes, en 1992, y fue excluido también desde Londres 2012. Todos los demás harán su debut absoluto en el máximo evento del deporte.

La ampliación del programa fue posible gracias a la Agenda 2020, un ambicioso plan para el futuro del olimpismo lanzando por Bach tras su elección en 2013. Según el programa, el comité organizador de los Juegos tiene el derecho de proponer nuevas modalidades deportivas.

Hasta ahora, había una restricción de 28 deportes y 10.500 atletas en cada edición de los Juegos de verano. Con la inclusión de las nuevas modalidades, en Tokio 2020 habrá 18 eventos nuevos y unos 474 atletas más. Estarán repartidos por igual entre hombres y mujeres con excepción del béisbol/sóftbol, que de todas formas tendrán la misma
cantidad de equipos femeninos y masculinos.

«Creemos que estos cinco deportes aportarán beneficios significativos, generarán la atención de la juventud a nivel mundial y añadirán un gran valor a Tokio 2020 en general», indicó el director general del comité organizador de los Juegos de Tokio, Toshiro Muto.

«Inspirará a jóvenes atletas en todo el mundo», agregó durante la asamblea realizada en el hotel Windsor Oceánico de la exclusiva zona de Barra da Tijuca, en el oeste de Río.

La propuesta de Tokio 2020 no resulta en absoluto casual. El karate es un arte marcial nacida en Japón, un país que también vive con gran pasión el béisbol y el surf.

«El béisbol es casi nuestro deporte nacional», afirmó ante la asamblea Yoshiro Mori, jefe del comité organizador de Tokio 2020. El anfitrión de los Juegos cuenta con la ventaja de tener ya los estadios y la infraestructura necesaria para recibir al deporte, aunque aún se deberá alcanzar un acuerdo con las Grandes Ligas de Estados Unidos sobre la participación de sus superestrellas.

La escalada, el skateboard y el surf son a su vez deportes muy practicados por la juventud y que encajan con la ambición del COI de incorporar cada vez más modalidades no tradicionales, más ligadas a los X-Games estadounidenses que al mundo de los anillos.

Esta tendencia se puede ver ya en los Juegos de invierno, donde en los últimos tiempos se sumaron disciplinas como el snowboard y el esquí half-pipe, entre otras.

El surf, un deporte que es practicado por más de 35 millones de personas en el mundo según su federación, tendrá como principal obstáculo la dependencia de los factores climáticos, lo que llevó a evaluar la introducción de olas artificiales. Pero los organizadores de Tokio 2020 se mostraron confiados en que encontrarán las condiciones naturales adecuadas en Japón.

«Estoy muy feliz. Es una sensación única, es como terminar la surfeada de una ola casi imposible, muy larga y llena de obstáculos. Es mi sueño desde que en 1994 fui elegido presidente de la ISA y empecé a luchar por el surf olímpico», celebró el argentino Fernando Aguerre, presidente de la Asociación Internacional de Surf (ISA por sus siglas en inglés).

Las noticias, sin embargo, no fueron buenas para todos. El canadiense Richard Pound, ex presidente de la Agencia Mundial Antidoping (AMA) y miembro del COI, lamentó que no se haya sumado al programa el squash y pidió reconsiderar su incorporación a partir de 2024.