Tegucigalpa: menor que le estalló un cohete en su boca no perderá el habla

391
cohete en su boca
En Tegucigalpa, se han reportado dos niños quemados por pólvora.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El presidente de la Fundación de Atención al Niño Quemado (FUNDANIQUEM), Omar Mejía, informó que el menor que ingresó el pasado fin de semana por la explosión de un cohete en su boca, evoluciona satisfactoriamente.

El doctor informó que el niño estuvo a unos 20 minutos de convertirse en una víctima mortal. Esto, debido a la inflación de la cavidad oral que ocasionó una inflamación aguda, por lo que se tuvo que intervenir con manejo de esteroides. El galeno manifestó que esta es la primera ocasión que le tocó atender un caso como este. El doctor indicó que la lesión que sufrió el menor es necrosis de la lengua y parte del paladar.

“El paladar está totalmente blanco, eso quiere decir que no tiene circulación de sangre y probablemente ese paladar va a caer”, informó el doctor. Pero esperan que pueda evolucionar satisfactoriamente, debido a que se atendió de manera inmediata. El menor es originario del municipio de Nacaome, departamento de Valle.

Lea también: FUNDANIQUEM: mutilación de dedos, manos y lengua deja por ahora el uso de pólvora por niños

Costos por niños quemados

Con respecto a los costos que ha acarreado para la fundación el tratamiento para este menor, Mejía informó que ascienden alrededor de 200 mil lempiras.

Por su parte, el doctor del Hospital Escuela Universitario (HEU), Carlos Flores, informó que en el máximo centro asistencial del país, los gastos por cada paciente rondan entre los 20 y 30 mil lempiras diarios. Asimismo, indicó que en el 2017 ingresaron al HEU un total de 56 personas quemadas por pólvora. De los cuales 26 de los casos fueron menores de edad.

Ordenanza municipal

En los municipios de San Pedro Sula y el Distrito Central, las alcaldías han ordenado la no venta de pólvora. En la capital hay sanciones que oscilan entre los 1,000 a 5,000 lempiras para los padres que permiten el uso de pólvora a sus hijos y estos resulten quemados.

Datos

En la ciudad de Tegucigalpa se han registrado dos menores que han sido atendidos por quemaduras de pólvora.