Nuevo Código Penal trae «Ley Mordaza 2» que vuelve «intocables» a bancos

762
artículo 231 del código penal
Periodistas reaccionan ante artículos que coartan la libertad de expresión y de prensa.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El nuevo Código Penal de Honduras causó reacciones del gremio periodístico luego de evidenciar la aparición de la «Ley Mordaza 2», que vuelve «intocables» a entidades bancarias del país.

El gremio periodístico reaccionó y rechazó el artículo 231 que protege a los bancos de todo tipo de publicación que «atente» contra su imagen y estas han sido las reacciones.

En vísperas de la celebración del Día del Periodista, el próximo 25 de mayo, exponentes reconocidos de la comunicación en Honduras se han manifestado sobre la «Ley Mordaza 2».

La periodista Thelma Mejía expresó que «ahí están casi incorporando el honor de las instituciones, algo que solamente tienen las personas». Además se refirió a que si la figura ataca la libertad de expresión:

«Creo que sí hay limitación al ejercicio de la libertad de expresión. Si bien un periodista debe saber cómo manejar la información económica o financiera, de carácter delicado, para no crear pánico sobre cosas que no sean ciertas, eso no incide en que pueda infundir información de interés público que afecte a una colectividad en caso de una bancarrota o de una estafa».

No obstante, la experimentada periodista explicó la profundidad del artículo 231:

«Puede ser que al amparo de esa figura venga un día la ENEE y le salgan a la luz pública todos lo problemas que tienen a lo interno y ellos pueden sentir que se le está dañando su honor. Y probablemente ese es un honor mal influenciado por hechos de corrupción».

Lea también – C-LIBRE: 46 agresiones a la libertad de expresión en Honduras solo en 2019

Ni los dueños de medios se salvan 

Un dato relevante que contiene el nuevo Código Penal es que hasta los dueños de medios de comunicación pagarán si uno de sus reporteros es condenado por injurias.

«Por primera vez el código está haciendo responsables a los propietarios de los medios de comunicación. Es decir, si un periodista en su medio es condenado por injuria y es penalizado con cárcel, el medio también debe hacerse responsable civilmente del pago de indemnizaciones», explicó Thelma.

Código Penal se aprobó y nadie se dio cuenta

Por otra parte, Mejía manifestó que a los legisladores se les debería de consultar el porqué de la aprobación de esta ley, puesto que «ellos no hicieron bulla».

«La pregunta se le debería de hacer a los legisladores de por qué aprobaron algo así. Ellos no hicieron bulla porque se aprobó y nadie se dio cuenta», dijo. Cree que la población debería de revisar minuciosamente este Código Penal, pues atenta contra la libertad de expresión «como nunca antes».

«La población debería revisar con cuidado todas las trampas que tiene ese código contra la libertad de expresión; ya que hay una censura terrible, sin precedentes, como nunca antes había existido, hasta en redes sociales. Ahí está puesta una mordaza», indicó.

Es preciso mencionar que la periodista remarcó que hay más artículos que pueden mandar a cualquier comunicador tras las rejas.

«En función, no solo a ese artículo, hay cosas que ellos consideran secretas y si un periodista tiene acceso a información de esa índole, ahí lo están penalizando con cárcel también», agregó Mejía.

A su ver, el gremio periodístico debe exigir la derogación de la «Ley Mordaza 2»:

«Lo que precede sería pedir la derogación de las figuras aprobadas ahí porque este no es un código amigable con la libertad de expresión», estableció.

Colegio de Periodistas de Honduras (CPH) responde

Con respecto al mismo tema, el presidente del Colegio de Periodistas de Honduras (CPH), Dagoberto Rodríguez, se pronunció y dejó clara su postura ante este tema.

«Disposiciones contenidas en el nuevo Código Penal son graves y atentatorias a la libertad de expresión y de prensa. Sigue primando la cárcel en los delitos contra el honor. Un serio retroceso de garantías y libertades», expuso en su cuenta de Twitter.

Abogado penalista opina

El abogado penalista, Félix Ávila, manifestó que lo único que se está cuidando es el prestigio de las organizaciones ya que «lo que se sanciona es el abuso, no el ejercicio».

«Es sancionar a quien atente contra el prestigio. Es decir, las organizaciones no tienen honor, pero tienen un prestigio», argumentó el abogado.

Además, el letrado manifiesta que esto solo es control debido a la importancia que tienen los periodistas en una sociedad. «Es un agravante por la magnitud que ellos representan».

En cuanto a los señalados directamente por este artículo, Ávila enfatizó en que «en el artículo no dice que a los comunicadores. Ahí dice que a todo el que utilice un medio de comunicación para injuriar a una organización», subrayó.