CODECO afirma que la canasta básica ya superó los L. 15 mil

233
canasta básica en Honduras
Además, señalaron que esto esta quedando a fuera del alcance de la gran mayoría del pueblo hondureño.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Según los miembros del Comité de Defensa del Consumidor (CODECO), los constantes incrementos a los combustibles, entre otros factores, han provocado que se incremente a más de 15 mil 700 lempiras el costo de la canasta básica.

Además, señalaron que esto esta quedando a fuera del alcance de la gran mayoría del pueblo hondureño.

Cabe señalar que en las últimas horas se ha informado oficialmente que los incrementos en los precios de los derivados del petróleo continuarán la próxima semana. Lo anterior, debido a la tendencia alcista que tiene el galón de los carburantes. Esto, en el mercado internacional.

Gloria Pérez, coordinadora del Comité para la Defensa del Consumidor (CODECO), indicó que la ciudadanía que sólo gana el salario mínimo tiene dificultades. Cabe decir que este oscila los ocho mil lempiras mensuales y termina agravando y alejando a las familias de una condición adecuada.

No obstante, indicó que la población en los puestos de venta de los mercados y bodegas ratificaron lo expresado por los miembros del Comité de Defensa al Consumidor. Esto,  asegurando que por los altos precios existe el gran temor de no ajustar ni para comprar lo más básico.

Te puede interesar: Sectores poderosos se beneficiarían con fijación de precios en los combustibles

Población indignada

Según testimonios de la ciudadana hondureña, esto da miedo. Ya que ahora todo ha subido. “Todo está caro en los mercados hondureños.  Además, con los miserables sueldos que devengamos apenas y nos ajustan para medio alimentarnos. Así como para dar algo de comer a nuestros hijos; aunque sea un plato de comida al día”, enfatizó una madre de casa.

Por otra parte, la población consultada condenó que el sueldo de la clase trabajadora no alcanza ni para alimentar a sus familias.  En tanto, los diputados al Congreso Nacional (CN) siguen incrementándose sus súper inflados salarios. Lo anterior, considerado como un insulto a la pobreza del pueblo hondureño.