CNA se retira de veeduría a vacunas; hace revelación sobre 1,9 millones de dosis

356
CNA se retira de veeduría a vacunas
Gabriela Castellanos, en sus funciones como directora del CNA, comunicó que el CNA ya no será observador en el proceso de compra de vacunas contra COVID-19. También habló de 1.9 millones de dosis "ocultas".

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) informó este jueves que no seguirá en la veeduría para la adquisición de las vacunas contra COVID-19 y, a su vez, reveló detalles sobre una compra de 1.9 millones de dosis que no habría logrado concretar Honduras.

El órgano inspector expresó que tomó tal decisión debido a la «desidia, inacción y falta de garantía gubernamental» para la compra del vital fármaco en favor de la población hondureña.

Además, compartió una carta dirigida a Alba Consuelo Flores, titular de la Secretaría de Salud, donde desglosó argumentos que sustentan la salida. El escrito menciona que el 24 y 26 de febrero se llevaron a cabo reuniones en las que no se les proporcionó información previa a la contratación con los vendedores de vacunas.

De igual interés: Honduras tendría un déficit de segundas dosis por exceder límite de vacunados

¿Niegan millonaria provisión a Honduras?

Una semana después, el CNA, a través de su directora, Gabriela Castellanos, expone que no observan avances para la compra de los antídotos. Agregan su preocupación por un hecho que se habría registrado el viernes 26 de febrero.

«Usted, en su condición de secretaria de Estado, recibió una notificación por parte del mecanismo COVAX en el que hicieron saber la imposibilidad por parte de dicho ente en vender a Honduras 1.9 millones de dosis», revela el documento.

La abogada Gabriela Castellanos, actual directora ejecutiva del CNA.

Seguido, el CNA lamenta que tal información no ha sido socializada con el pueblo hondureño, «quien tiene el derecho inalienable de conocer los avances y retrocesos que se vayan presentando durante el proceso de adquisición».

Manejo deficiente

La misiva dirigida a Flores asegura que, pese a los encuentros y supuestos esfuerzos, no hay garantía de una vacuna que otorgue esperanza de supervivencia a los hondureños en plena emergencia sanitaria.

Según la consideración plasmada por el CNA, la administración pública que está a cargo de la crisis está colmada de inexpertos, ineficientes e imprudentes funcionarios.

Por otra parte, la entidad dejó entrever que hubo errores en la distribución de las cinco mil dosis de vacuna que donó Israel. Mencionó que personal que no es realmente de primera línea recibió la vacuna y eso «mostró lo que pasará en el país cuando se importe una mayor cantidad de dosis».

El CNA también se mostró enfático, dirigiéndose a la funcionaria, que «sobre sus manos está la esperanza de vida para nueve millones de habitantes y el retorno a la nueva normalidad mediante el restablecimiento de la economía y la salud».

Salud: El pueblo sabía y es una donación de COVAX

Flores, por su parte, manifestó que no ha tenido una comunicación formal con el CNA sobre su retiro. Dijo que Salud intentó comunicarse con ellos de manera telefónica pero no hubo respuesta, por lo que seguirán intentando.

Sin embargo, sobre las 1.9 millones de dosis en mención, aseguró que se trata de una donación que está garantizada. «Todo el pueblo hondureño ha sido informado al respecto», aseveró Flores.

La funcionaria declaró que habrá una compra adicional de cuatro millones de dosis mediante el mismo mecanismo COVAX; sin embargo, explicó que Honduras las recibiría hasta a finales del año en curso o hasta el siguiente.

Además, aclaró que la Secretaría no puede firmar contrato con «cualquier» empresa sin ver las condiciones contractuales. Subrayó que están apareciendo proveedores e intermediarios falsos, que han timado a varios países.


Nota para nuestros lectores:

🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0.