CNA denuncia a Porfirio Lobo Sosa por malversación de caudales públicos

692

Lo anterior, eran fondos que serían utilizados aparentemente para programas de asistencia social denominado “Calzando y vistiendo los niños de Honduras”.

Por lo que, en respuesta de las dos peticiones recibidas; el Codipani en fecha 28 de agosto de 2013, mediante la resolución No. 32-2013, autorizó a la Dirección Ejecutiva del PANI, la transferencia de ciento cincuenta millones de lempiras (L 150,000,000.00).

Se presume que serían para financiar posiblemente programas de asistencia social de la presidencia de la república; específicamente cien millones de lempiras (L 100,000,000.00) para el programa bono diez mil y cincuenta millones de lempiras (L 50,000,000.00) para el programa Calzando y vistiendo los niños de Honduras.

Como parte de los actos preparatorios para cometer un delito y con el objeto de darle apariencia de legalidad a las solicitudes de fondos, el expresidente de la república, Porfirio Lobo, mediante el Acuerdo Ejecutivo No. 516-2013, de fecha 22 de octubre de 2013, acordó la creación de la estructura presupuestaria que le permitiera al despacho de la presidencia, poder agenciarse de los fondos, que supuestamente serían utilizados para la ejecución de programas sociales.

Se logró constatar mediante evidencias documentales, que los fondos otorgados por el PANI fueron transferidos a la Tesorería General de la República, mediante el cheque No. 25382, por un monto de setenta y cinco millones de lempiras (L 75,000,000.00) y a través del cheque No. 25383, por un monto de otros setenta y cinco millones de lempiras (L 75,000,000.00), ambos de fecha 3 de octubre de 2013.

Así mismo, se identificó una solicitud que el hoy expresidente denunciado envió al exsecretario de Estado en el Despacho de Finanzas, Willfredo Cerrato (actual presidente del Banco Central), requiriendo la transferencia de veinticinco millones de lempiras (L 25,000,000.00), que serían utilizados para la seguridad presidencial.

Es oportuno resaltar que la solicitud de fondos se realizó a la Secretaría de Finanzas el 01 de octubre de 2013, es decir, dos días antes que el PANI transfiriera mediante los cheques antes mencionados, los fondos para pudiesen ser habilitados a favor del despacho de la presidencia.

Sumado a lo anterior, es un hecho irrefutable que el 17 de octubre de 2013, la Secretaría de Finanzas, mediante un documento oficial para ejecución de gastos, denominado F01 No. 189, se verificó, aprobó y firmó la autorización de transferencia de fondos al despacho de la presidencia, en un término de 24 minutos; siendo esta situación una burla al buen funcionamiento y resguardo de los fondos públicos, puesto que, como práctica dentro de dicha secretaría, se deben de seguir una serie de procesos que garanticen el uso adecuado de los fondos públicos.

De igual manera, el CNA cuenta con el respaldo que evidencia la participación del exsecretario de Estado en administración y gestión financiera presidencial, en donde da por recibido la cantidad de veinticinco millones de lempiras (L 25,000,000.00), que provenían del Patronato Nacional de la Infancia, para la ejecución de programas sociales, pero que fueron destinados para la seguridad presidencial; aumentándose de manera deliberada el presupuesto para éste rubro, a pesar de que la seguridad presidencial ya contaba anualmente con ciento veinte millones de lempiras (L 120,000,000.00).

Finalmente, el Consejo Nacional Anticorrupción, manifestó que la denuncia presentada, contiene todos los indicios racionales suficientes, que determinan la comisión de los delitos de malversación de caudales públicos por cambio de destino, abuso de autoridad y violación de los deberes de los funcionarios; mismos que fueron ejecutados tanto por el expresidente de la república (2010-2014) y el exsecretario de Estado en administración y gestión financiera presidencial, a título de autores, según lo referido en el artículo 32 del Código Penal.