TEGUCIGALPA. Clínicas de odontología están en el ojo del Colegio de Odontólogos de Honduras, ya que desde el mes de octubre del año 2016 hasta a la fecha se han cerrado un total de 112 clínicas por operar de manera pirata.

“Debido a que personas inescrupulosas están invadiendo nuestra área de trabajo hemos cerrado esas clínicas piratas a nivel nacional».

“Para practicar la odontología en Honduras deben estar certificados por el colegio de Odontólogos”, señaló el presidente de los dentistas, Francisco Varela.

Comentó que el Colegio es la única institución que puede otorgar permisos para ejercer la profesión.

“Existen personas que por múltiples factores empezaron la carrera, pero no la terminaron, entonces se dedican a la profesión». “El Colegio está enfocado en una lucha frontal contra el ejercicio ilegal», manifestó el cirujano.

Recomendaciones

El paciente puede denunciar estas clínicas

Lo primero que un paciente necesita saber es si el dentista que va a visitar tiene la autorización para ejercer.

“El paciente tiene derechos y de una manera educada usted le puede solicitar a su odontólogo su carné de colegiación». «Debe haber dentro del consultorio una licencia sanitaria visible”, manifestó.

Los riesgos de ser atendido por un dentista que no esté certificado van desde un procedimiento incompleto o mala aplicación de fármacos como anestesia. Esa mala evaluación podría llevar a la muerte.

Creación de herramientas

Bulnes reveló que actualmente hay una iniciativa que busca la creación de herramientas expeditas para orientar a la población.

También comentó que hay un proyecto en el Congreso Nacional que busca una interpretación de la Ley del Colegio de Cirujanos Dentistas.

“Tenemos un proyecto encaminado en la interpretación de la Ley del Colegio de Cirujanos Dentista para crear herramientas para orientar mejor a la población y evitar que pongan su salud oral en manos no certificadas”. concluyó el cirujano.