Cada mes, unos 15 hondureños se realizan cirugía para quitarse los “cachetes”

0
1647
hondureños cirugía quitarse cachetes
Cada vez más los hondureños optan por una bichectomía. ¿De qué trata?

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El calendario marca el 28 de diciembre, ocasión donde se celebra el Día de los Santos Inocentes. Este día, suelen hacerse muchas bromas. Aunque no precisamente hoy, es habitual que haya carcajadas en torno a las bolsas de bichat.

¿Bolsas de bichat? Quizá no haya escuchado ese término antes, pero se trata del tejido adiposo localizado en los lados de la cara y que acentúa las mejillas. Popularmente, nada más se les conoce como “cachetes“.

No obstante, hay personas que están descontentas con ese “agregado” en su rostro. En los últimos días, una cirugía que gana cada vez más popularidad en Honduras es la bichectomía, que básicamente es la extracción de las bolsas de bichat.

Lea también: En medio de una cirugía muere Joselyn Cano, la ‘Kim Kardashian mexicana’

¿Es riesgoso?

Levi Suazo, un cirujano dentista, dijo ante un medio local que el proceso motiva a muchas personas, tanto hombres como mujeres, y se trata de una cirugía “menor”.

Él planteó que cualquier persona puede acceder a la misma, dado que es de carácter estético. Con la bichectomía lo que se logra es resaltar el pómulo y lograr un mentón más pronunciado.

Aunque, Suazo aclaró que la bichectomía solo es recomendable en una oportunidad y dijo por qué. “Las bolsas solo se forman una vez en la vida, se habla de que puede hacerse una segunda cirugía, pero no está indicado; se trata de cuánta grasa se extrae, la mayor parte, no en su totalidad”.

Anhelo creciente en Honduras

Ariel Velásquez, cirujano oral, reveló que el procedimiento es frecuente en varias ciudades del territorio cinco estrellas. En ese sentido, listó a Tegucigalpa, La Ceiba, San Pedro Sula, Roatán, Tocoa y Choluteca. Usualmente, se realizan de 10 a 15 cirugías de bichectomía cada mes.

El experto apuntó que la operación es factible en personas de 18 años o más, pero, también se efectúa a menores si existe un consentimiento por parte de sus padres.

“Al momento de realizar la cirugía, el paciente debe ir con un hemograma completo para evaluar el estado de la sangre. Se hace una evaluación preoperatoria con el paciente, tomar fotos extraorales y explicarle la intervención al paciente, tanto los riesgos como los beneficios“, describió.

Cuidados postoperatorios

Asimismo, Velásquez detalló que la intervención quirúrgica dura alrededor de 20 a 30 minutos. Una vez que se culminó la operación, tarda de cuatro a cinco días para que el paciente esté totalmente recuperado.

Especialistas en la materia recomiendan que después de una cirugía de este tipo, el paciente cuide con esmero su higiene bucal. Por ejemplo, se aconseja no fumar o beber alcohol por al menos dos semanas.

Lo anterior apoya al proceso de cicatrización de la sutura; un dato interesante es que la propia saliva favorece el la recuperación del área operada.


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn