Cinco señales de alertas de las enfermedades cardíacas

251
enfermedades cardíacas
Hay una gran cantidad de tratamientos para enfermedades cardíacas disponibles en las farmacias, pero el mejor tratamiento es evitar que se presente algún problema en primer lugar.

REDACCIÓN. Enfermedades cardiovasculares, cardiopatías congénitas y la necesidad de un trasplante de corazón, son las palabras que desearás nunca escuchar del médico.

Si bien hay una gran cantidad de tratamientos para enfermedades cardíacas disponibles en las farmacias, el mejor tratamiento es evitar que se presente algún problema en primer lugar.

Algunas de las razones por las que se desarrollan enfermedades cardiovasculares del corazón se encuentran en el estilo de vida poco saludable adoptado. Muy a menudo, todo se reduce a estas palabras: una dieta saludable y deportes.

Todos saben que el corazón humano es muy sensible y puede ser víctima de todos los comportamientos negligentes. Cuando continúa mimándose con no tener ninguna actividad física y consumiendo comida chatarra que no tiene ningún valor nutricional, puede tener placer en la mente; pero podría estar causando problemas cardíacos en el cuerpo.

Lea también: ¿Cómo limpiar los riñones de forma natural?: nueve sencillas opciones

5. Piernas y pies hinchados

Uno de los primeros signos son hinchazón de los pies y parte inferior de las piernas. Si alguna vez nota una inflamación en sus pies, esto podría deberse a una enfermedad cardíaca, por lo que debe consultar a su médico lo antes posible.

Además, esto también podría indicar que padece una enfermedad de la arteria periférica o insuficiencia venosa, que es un problema de salud en el que experimentará un fallo de las piernas para enviar sangre al corazón. Por lo tanto, comenzará a acumular líquidos en las piernas. Una vez que haya notado estos síntomas, debe visitar al médico del corazón para descartar la posibilidad de una insuficiencia cardíaca. 

4. Calvicie en hombres

Tal vez nunca ha sabido que la calvicie de patrón masculino podría ser uno de los síntomas de ataque cardíaco y que tiene una correlación con la angina o los dolores en el pecho, así como con un procedimiento de arterias coronarias.

Un estudio de Harvard descubrió que cuando los hombres de cualquier edad comienzan a desarrollar calvicie, estas condiciones aumentan en un 9%, en comparación con el 23% cuando desarrollan una calvicie en la corona.

Este porcentaje se convierte en 36% cuando los hombres no tienen ningún pelo en la parte superior de la cabeza. Los varones con colesterol alto y presión arterial alta también tienen un mayor riesgo. Sin embargo, no hay que caer bajo la idea errónea de que los patrones de calvicie masculina son las causas de los padecimientos cardíacos, son solo síntomas probables. 

3. Fuerza

La investigación descubrió que tener fuerza de agarre se encontró que excedía la presión arterial sistólica como un predictor de muerte por problemas cardíacos.

Lo realmente impactante de esto es que un estudio descubrió que la velocidad a la que disminuye la fuerza de agarre puede afectar el riesgo de morir por problemas cardíacos. Por ejemplo, una disminución de 11 libras puede llevar a un aumento del 17% en la muerte por un ataque al corazón, al 9% de riesgo de sufrir un derrame cerebral y al 7% de tener un ataque al corazón.

2. Apnea obstrutiva del sueño 

La apnea obstructiva del sueño puede aumentar sustancialmente el riesgo de enfermedades cardíacas como los accidentes cerebrovasculares. Según una investigación, 1/5 adultos se someten al menos a una apnea del sueño leve, y puede afectar a los hombres más que a las mujeres.

Esta condición está generalmente vinculada a la obesidad. Entonces, si una persona sufre de este trastorno del sueño, entonces él o ella podría estar en doble riesgo de enfermedades cardíacas. En este caso, tal vez el sueño sea lo que causa enfermedades del corazón y otros problemas en su cuerpo. Incluso si no tiene este trastorno del sueño, trate de mantener un horario saludable para dormir por el bien de su corazón.

1. Estatura baja

No quiere decir que si es una persona bajita automáticamente debe tomar medidas de prevención de enfermedades del corazón. Pero según un estudio británico, la genética es un factor importante que puede afectar el riesgo de padecer enfermedad coronaria.

Afirman que por cada 2,5 pulgadas de altura, tendrá menos de qué preocuparse. El estudio sugiere que los genes para el colesterol podrían estar relacionados con los de altura. Esa es la razón por la que necesita consultar a un médico de vez en cuando para descartar la posibilidad de tener una enfermedad de la arteria coronaria.